El pescado y la religión no entienden de pandemias en la Cuaresma mexicana

En La Nueva Viga de Ciudad de México, el mercado más grande de América Latina, se corta y limpia pescado velozmente el pescado, mientras atrae con avidez a los centenares de clientes que acuden en estos días de Cuaresma a hacer la compra, más pendientes de la tradición que de la pandemia del coronavirus.

A pesar de que el número de contagios crece de manera relativamente lenta en México y se sitúa en 3.181 y 174 fallecimientos, este miércoles la Secretaría de Salud dijo que podría haber más de 26.000 casos de COVID-19, con base a un modelo de estimaciones desarrollado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). 
https://atlanticohoy.com/wp-content/uploads/migrate/posts/standard/2020/4/9/18/1ROL98XMN0X96AULIHOEJWTD31RHTVR5/Y26QVVY4VL8P43FT.PNG
Mercado de La Nueva Viga de Ciudad de México | EFE

LA TRADICIÓN MANDA 

Al adentrarse en este gigante lugar y llegar al pasillo frontal, la noticia del aumento de casos y las recomendaciones de evitar aglomeraciones se pierden entre las muchísimas personas que, movidos por la costumbre y la tradición ligada con la religión de no comer carne durante la Cuaresma, acuden a comprar pescado y marisco.
"A la gente no le preocupa tanto el tema del coronavirus. No se olvidan de la tradición y vienen cada año a comprar el marisco y el pescado porque además esto es lo más delicioso del planeta", explicó este jueves a Efe Teresa, una de las varias trabajadoras de uno de los locales que vende sin parar al mediodía, hora punta en la Nueva Viga.

Elena, una joven clienta, consideró, por su parte, que "la comida ayuda a estar conviviendo con la familia" y, como muchos ya no trabajan ni van a clases por las medidas contra el coronavirus, tienen tiempo para acudir a este mercado que, además, tiene precios muy económicos. 
"Suelo venir porque este es el lugar perfecto para encontrar cosas de temporada y más ahora en Semana Santa. (...) Es interesante encontrar precios distintos, además de que el producto está bueno, rico y fresco", añadió Elena.