8-M | El nuevo rincón de los escritores tinerfeños

Cuando el año 2017 se acercaba a su fin, un nuevo proyecto comenzaba su marcha. Un proyecto cultural con el objetivo de ocupar un agujero de ayudas a los noveles en el mundo de la literatura, pero sobre todo, el de crear un lugar de intercambio y de debate sobre la escritura. La Asociacón Culural Tinerfeña de Ecritores (ACTE).

Y quien está al mando de la asociación es la presidenta Luisa Chico, una apasionada de la escritura, que siente la necesidad de escribir cada día, sin sentirse obligada a que se lea o no. Prejubilada y folclórica, Chico se dedicó 20 años a enseñar bailes tradicionales canarios que, cuando ha podido, lo ha combinado con la literatura, como hizo con la investigación junto a su maestro y compañero, Diego Felipe, de donde surgió uno de sus libros de folclore.

Con todo "ese jaleo" acabó dando clases de baile tradicional hasta que las cervicales dijeron que ya era bastante, retirándose hace tres años. Ahora que vive sola, no trabaja y con todo el tiempo para ella, por fin pudo centrarse en el nuevo proyecto ACTE.

Image

Luisa Chico visitó la redacción de AtlánticoHoy | AH

¿Cómo y cuándo surge la Asociación Cultural Tinerfeña de Escritores?
El compañero Fabio Carreiro y yo llevábamos tiempo dándole vueltas, porque yo coordino el Club de Creación Literaria de la Casa de la Cultura Alisios de Verso y Prosa, con gente aficionada a escribir, algunos incluso con algún libro publicado, y nos reunimos en tertulia todos los martes y compartimos. Al hilo de eso, yo me muevo mucho entre Gran Canaria y Tenerife y había escritores de Gran Canaria que nos decían que en Tenerife no hay un colectivo para hacer intercambio. Teníamos claro que era una cosa que daba mucho trabajo, pero bueno, yo estoy jubilada, tengo “tiempo” y finalmente, al final del 2017 nos decidimos. Hablamos con alguno de los escritores a ver quién tenía un rato de tiempo libre y nos podía echar una mano y se organizó un comité gestor que lo componemos ahora mismo nueve personas. El 29 de enero hicimos una reunión informativa porque ya en redes sociales habíamos publicado nuestra intención de hacer eso y dar una invitación a los escritores de Tenerife que pudieran estar interesados. La Casa de la Cultura es nuestra sede provisional, donde todos los lunes por la tarde abrimos un espacio para reunirnos, hacer talleres o para lo que necesitemos y para ayudarnos unos a otros y echar una mano a los que estén iniciándose en el camino y no sepan por donde andar. Nacemos con vocación de servicio de ayudar y de interrelacionarnos con escritores de otras islas.

A la hora de buscar nuevos socios para la asociación, ¿se busca algún perfil concreto, hay algún filtro?
Estamos abiertos a todo el mundo. Entre nuestros socios, que ya somos 60, hay gente que se está iniciando, gente que lleva uno o dos libros publicados y los hay consolidados, que colaboran con un colectivo cultural que, en definitiva, es lo que interesa, que la gente se una para hacer cosas en favor de la cultura. Claro Yo veo que se está formando un colectivo muy de interactuar, de ayudarse, de apoyarse y esa era nuestra intención. Lo único que pedimos es que escriban, que nos puedan demostrar que de verdad escriben y que residan sobre todo en Tenerife, aunque tenemos ya algún socio en Gran Canaria y en El Hierro e interesados en hacerse socio de La Palma.

"Se está formando un colectivo muy de interactuar, de ayudarse, de apoyarse y esa era nuestra intención"

Este agujero en Tenerife que ahora rellenan con la asociación ¿quiere decir que no existe suficiente apoyo local al escritor de tinerfeño?
Aquí hubo una asociación, si no me equivoco, hasta 2014, y que yo sepa no ha habido otra. Era necesario porque nosotros queremos ayudar principalmente a los que empiezan, porque pensamos que son los que más nos pueden necesitar. Dentro de este colectivo hay gente con mil trabajos, mil ocupaciones y mil obligaciones. Es como una ONG que dedica un poco de su tiempo y de su esfuerzo a ayudar a otros, es el espíritu de ayudar a otros. Yo puedo, yo te ayudo o lo intento. Y desde ese espíritu arrancamos. Luego , hay que tener en cuenta que nosotros no tenemos apoyo de ningún lado, de momento, ni cobramos una cuota a los socios. Solamente pedimos una cuota de inscripción que son diez euros para saber que estás ahí, porque siempre hace falta dinero para los papeles, fotocopias o para lo que haga falta. Pero para las cosas que tenemos pensadas que pudieran requerir dinero, sí tenemos intención de tocar en los organismos oficiales que son los que tienen nuestro dinero y hay que ayudarles a repartirlos y si fuera necesario con sponsor de empresas privadas. Nos moveremos a buscar la financiación que se pueda necesitar para un evento concreto. Es decir, no va a quedar nada en los fondos de la asociación, nosotros no queremos mover dinero.

¿Qué meta tiene la asociación a largo plazo?
A medio y largo plazo, con que todo lo que tenemos planificado se consolide y se siga haciendo año tras año, me daría con un canto en los dientes. Hemos hecho un proyecto donde hemos reunido todo lo que creemos que puede ser necesario para que los que empiezan y lo que pueda incentivar a los que están consolidados a participar del proyecto, que es muy amplio y con que se consolide y dentro de cinco años me siente entre el público y los vea en alguno de esos actos yo sería feliz.

¿En qué consisten los eventos exteriores?
El día 7 de marzo tenemos nuestra primera ‘Tardes de Aguere’, con la escritora invitada Elena Villamando. La idea de Las Tardes de Aguere es que los autores nos demos a conocer entre todos, compañeros y los que no nos conocen. Que durante treinta o cuarenta minutos haya un escritor invitado que nos hable de su obra y nos presente su última publicación y aprovechar a vender libros. La segunda aparte es un micro abierto donde los asistentes que vayan y les apetezca leer algo suyo, lo compartan

El próximo 21 de marzo tenemos el primer evento en la rambla de Ofra, que es el ‘Paseo Poético’, que coincide con el ‘Día de la Poesía’, que dentro de los apartados que hay, se localiza en los ‘Lecturas aquí y allá’, por distintos municipios.

La Asociación va dirigida a escritores, pero entiendo que también a lectores que puedan tener un sitio para informarse sobre el mundo literario local.
Eso lo tenemos. Poco a poco vamos conformando una página web donde se va subiendo información y contenidos, y por ahí se puede visibilizar mucho. Probablemente, el próximo año abriremos un club de lectura, que también tenemos que pensar en el lector. Yo lo abriría en cuanto un compañero me diga que se ocupa de ello, porque gracias a Dios tenemos el espacio. Pero este año nos vamos a dedicar de lleno a echar a andar el proyecto. Además, habrá cosas esporádicas, como una reunión de la junta directiva cada tres meses, dar charlas, conferencias y talleres literarios…

"Probablemente, el próximo año abriremos un club de lectura, que también tenemos que pensar en el lector. Yo lo abriría en cuanto un compañero me diga que se ocupa de ello, porque gracias a Dios tenemos el espacio"

¿Hay talento literario en Tenerife?
Hay quien dice que no, pero yo te digo que sí. Sobre todo me admira el talento que voy descubriendo en la gente joven, que dicen que parecen que pasan de todo y descubres una calidad dentro de lo que escriben, en poesía sobre todo, con una sensibilidad que tú dices “Dios de mi vida, que va a pasar aquí dentro de 10 años”. Lo que necesitan es apoyo, y ojala en un futuro consigamos apoyo gubernamental, por ejemplo, para abrir escuelas y dar continuamente talleres de formación, toda esa gente mejoraría su calidad literaria. Muchos no lo pueden hacer porque los que hay son talleres de pago. Una persona joven , que la mayoría está estudiando o no ha conseguido su primer trabajo, pero que se sienta y escribe, a lo mejor podría aprovechar esa franja de tiempo libre para formarse un poco más en su pasión, y sabe Dios si a lo mejor tenemos algún Quijote a punto de salir. De momento, nosotros no se lo podemos facilitar, pero voy a dar el coñazo en todos lados pidiéndolo.

¿Qué experiencia tienes como escritora?
Soy escritora por necesidad. Necesito escribir todos los días, sí o sí, independientemente de que lo lea alguien, le pueda gustar o acabe siendo un libro y se venda. Eso me da exactamente igual. Necesito hacerlo. Después, claro, te gusta que lo lean y si gusta pues chachi. Tengo varios libros publicados y el año pasado publiqué dos, un poemario y un libro de relatos cortos. 'Burbuja vital' y 'Crisol de Letras'. Anteriormente tenía tres publicados, pero hace muchos años. Los fondos son recaudados para la Asociación Kairoz, que da de comer a media Santa Cruz. También me apetecía porque tenía publicada una novela y dos ensayos, pero no había publicado nunca poesía y me animé. Este año voy a por otros dos, así que ya entré en la espiral. Yo soy de autoedición, soy como Juan Palomo.