El Náutico Tenerife se hace fuerte en su cancha

La quinta jornada de la Liga EBA ha dejado resultados dispares para los representativos de la provincia de Santa Cruz de Tenerife. La cara positiva la ha puesto – nuevamente – el Náutico Tenerife, equipo que ha vencido en su compromiso ante el Autocares Rodríguez Daimiel (87-62). Mientras que el CB Aridane caía en la capital de España ante el filial del Real Madrid (91-66).
 

El conjunto palmero sigue sin conocer la victoria en la presente temporada

El equipo dirigido por Santi Lucena consiguió la tercera victoria consecutiva de la temporada en su feudo. De esta manera, los tinerfeños están haciendo del Pabellón de la Avenida de Anaga un auténtico fortín. 

Desde el inicio, los locales se mostraron netamente superiores a sus rivales. El vendaval ofensivo generado por el Náutico Tenerife dejó – prácticamente – sentenciado el choque desde el primer cuarto, en el que consiguieron una ventaja de 14 puntos (23-9). 

Intentó reaccionar el Autocares Rodríguez Daimiel, pero la ventaja era ya bastante holgada. Pese a ello mejoraron sus prestaciones ofensivas y consiguieron inquietar al equipo insular. Sin embargo, éstos siguieron con un alto porcentaje de tiro que les permitía poner más tierra de por medio en el electrónico (45-25). 

Tras el entretiempo, los 20 puntos de diferencia marcaron el ritmo del juego. Ambos conjuntos bajaron sus prestaciones. Conscientes de que el Náutico Tenerife tenía encarrilada la victoria. Algo que finalmente certificaron de manera cómoda (87-62). 

Por su parte, el CB Aridane sufrió la quinta derrota de la temporada y continúa así sin conocer la victoria. En esta ocasión los insulares salieron derrotados de su visita a tierras madrileñas. Todo ello después de no poder imponer su ley ante el filial del Real Madrid. 

Desde los primeros compases del encuentro ambos conjuntos mantuvieron un alto ritmo anotador. Dicha intensidad terminó favoreciendo al conjunto local, que se mostraba con mayor precisión en los tiros de campo. 

Pasaban los minutos y las prestaciones defensivas del CB Aridane bajaban en demasía. Tanto fue así, que al descanso se marcharon con un marcador desfavorable (47-33). 

En el segundo acto intentaron cambiar la dinámica del encuentro. Sin embargo, el Real Madrid 'B' se entonó aún más en su faceta ofensiva – especialmente en los tiros de tres – lo que provocó que la victoria se quedara en la capital de España (91-66).