Descartado que el incendio de Gran Canaria se produjera por causas naturales

Los técnicos del Cabildo de Gran Canaria aseguran que "se trata del fuego más peligroso que han visto".

La investigación de las causas del incendio que afecta al centro de Gran Canaria desde hace días, descarta que se produjera por causas naturales y apunta a que el fuego fue provocado por alguna persona, posiblemente de manera intencionada y no debido a la negligencia, ha informado el Cabildo de Gran Canaria.

Aunque todavía es pronto para sacar conclusiones y los investigadores insisten en mantener abiertas todas las posibilidades y ser prudentes, "la causa natural queda descartada", se indica en un comunicado.

Los agentes de la Brigada de Investigación de Incendios Forestales del Cabildo, en colaboración con el Seprona de la Guardia Civil, han delimitado la zona de inicio del fuego, en un punto junto a la carretera, y recaban indicios y trabajan en la toma de testimonios.
Los técnicos continúan recopilando datos sobre las causas del siniestro, labor que iniciaron una vez que el fuego disminuyó su intensidad y ya no era una amenaza, y también toman imágenes por dron.

La zona del incendio tiene antecedentes de tres fuegos intencionados y no se han hallado restos de trabajos con maquinaria, la primera causa de fuegos por negligencia, si bien podría tratarse de una colilla, según el Cabildo.

Los técnicos del Cabildo de Gran Canaria aseguran que "se trata del fuego más peligroso que han visto".
Las labores de extinción 
Las labores de extinción del incendio declarado el miércoles en la cumbre de Gran Canaria continúan, y se han mantenido durante toda la noche, después de que ayer fuese controlado y pasase a nivel 1 de emergencia ante la mejora de la situación, ha informado el Cabildo de Gran Canaria.

El incendio ha costado la vida a una mujer de nacionalidad sueca y ha quemado unas 2.800 hectáreas de pino y monte bajo en los municipios de San Mateo, San Bartolomé de Tirajana, Valsequillo, Agüimes, Santa Lucía, Ingenio, Valleseco y Telde.

Todavía hay algunos puntos calientes, con brasas, llamas y rescoldos, algo normal tras el fuego registrado, situación que previsiblemente se mantendrá en los próximos días, según las fuentes.

A las 5:30 horas de hoy, el fuego se reactivó en la zona de Camaretas, pero fue controlado una hora después.

Asimismo, hay tocones ardiendo y zonas calientes en el Corral de los Juncos, además de una columna de humo en la zona de Las Lagunetas y en otros lugares dentro del perímetro quemado.

No acudir a la zona
El Cabildo de Gran Canaria insiste en que los ciudadanos no acudan a la zona quemada para facilitar las labores de extinción y no pisar en las áreas incendiadas, y agradece que la mayoría haya atendido esa petición.

También recuerda que hay peligro de que caigan troncos y piedras que podrían provocar un accidente.

Actualmente trabajan en la extinción del fuego 80 efectivos del Cabildo de Gran Canaria y del EIRIF del Gobierno de Canarias procedentes de La Gomera y El Hierro, que realizan labores de vigilancia en la zona quemada y su perímetro.

El incendio se inició el pasado miércoles con gran virulencia y hasta ayer no pudo ser controlado.

En estos días se han quemado unas 2.800 hectáreas y ha sido necesario evacuar a unas 800 personas en las distintas fases del incendio.