El Iberostar Tenerife cae con honor en la Copa

Image

El Real Madrid defenderá este domingo su título de vigente campeón de la Copa del Rey tras ganar en semifinales a un Iberostar Tenerife (59-77) que se mantuvo en el partido hasta el descanso, pero que en la reanudación claudicó ante el mayor potencial de su adversario.  

El conjunto canarista se lo llegó a creer tras marcharse al descanso por delante en el marcador

El encuentro, que comenzó con el base del conjunto tinerfeño Rodrigo San Miguel como único jugador nacional en cancha, se caracterizó en sus primeros compases por las imprecisiones ofensivas de ambos conjuntos. 

Los jugadores que dirige el heleno Fotis Katsikaris se aprovecharon de que el Real Madrid estuvo desconocido para abrir brecha en el electrónico gracias a los puntos de su pívot americano Tobey (17-8), y el técnico del cuadro que defendía el título, Pablo Laso, paró el choque poco después tras una pérdida de los suyos en ataque.

De esta forma, el Iberostar, más intenso también en defensa, acabó el primer cuarto con ocho puntos de renta (19-11), ante un Real Madrid en el que su máximo anotador era el belga Causeur, con solo 5 puntos.

El Madrid despertó en el inicio del segundo cuarto con los triples de Rudy Fernández y del esloveno Doncic, pero la imparable actuación ofensiva del pívot de Iberostar, Fran Vázquez, mantuvo a su conjunto comandando en el electrónico. 

En el último tramo de este periodo las anotaciones del americano Carroll posibilitaron que el Madrid voltease el choque, pero en el último segundo Beirán logró con su canasta que Tenerife se fuese al descanso con una mínima ventaja (38-37). 

En la reanudación, un parcial de 0-6 del Real Madrid, tras dos tiros libres de Causeur y dos canastas consecutivas del argentino Facu Campazzo, además del poder intimidatorio del 'gigante' caboverdiano Tavares hacían que los madrileños se fuesen de tres puntos arriba, antes de que Vázquez volviese a dar alas a los suyos (empate a 44).  

Iberostar, con dos bases en pista (Bassas y el americano White), intentaba seguir metido en el encuentro, aunque Rudy Fernández, muy activo en defensa y ataque, no estaba por la labor, lo que unido a las pérdidas no forzadas de Tenerife hacían que este parcial concluyese con 49-56. 

El último cuarto lo empezó el Madrid de una forma arrolladora, estableciendo un 0-8, tras lo que Katsikaris pidió tiempo muerto para intentar variar la dinámica de sus pupilos, algo que logró con sendos mates de Tobey y el griego Abromaitis que llevaron a sus seguidores a gritar 'sí se puede', aunque sin demasiada convicción (53-64). 

El Madrid rebasaba el ecuador de este último cuarto con una sensible renta (55-67), y prácticamente sentenciaba el choque con un triple de Doncic, para quien su hinchada solicitaba la elección como MVP. 

Los tres últimos minutos resultaron intranscendentes, porque Iberostar Tenerife -premiado pese a todo por sus seguidores por su buena actuación en esta Copa del Rey- era consciente de que ya era imposible protagonizar una nueva sorpresa ante un Madrid que se aproxima a la conquista de su quinto título copero de manera consecutiva. 

IBEROSTAR TENERIFE 59
 
REAL MADRID 77 

IBEROSTAR TENERIFE (19+19+11+10)
:
San Miguel (5), Ponitka (8), Vasileiadis (0), Abromaitis (4) y Tobey (14) - quinteto inicial-, Bassas (0), Vázquez (16), Allen (0), Beirán (4), White (8) y Borg (0).  

REAL MADRID (11+26+19+21)
:
Campazzo (6), Causeur (7), Taylor (1), Thompkins (13) y Tavares (4) -quinteto inicial-, Randolph (2), Fernández (13), Maciulis (0), Carroll (14), Reyes (0) y Doncic (17). 

ÁRBITROS
:
Pérez Pérez, Jiménez y Cortés. 

INCIDENCIAS
:
Gran Canaria Arena. Presenciaron el encuentro 9346 espectadores.