El futuro laboral de la nueva generación del siglo XXI después de la pandemia

Tubigú

No quisiera ser pesimista, pero si anteriormente la vida laboral de la nueva generación de este comienzo de siglo XXI ya era difícil ante de la pandemia, creo que ahora será mucho más, especialmente tras la aparición de la Covid-19, la cual frenó y cambió la vida normal de la humanidad en el planeta tierra.

Vivimos una época de incertidumbre. Por desgracia, esta pandemia nos ha sacudido a todos bien fuerte y, lo cierto es que aún no sabemos qué consecuencias llegará a tener en nuestras vidas ni en nuestro futuro laboral. Lo que sí está claro es que volverá la normalidad, pero probablemente no tal y como la conocíamos.

Para explorar las nuevas realidades de la situación actual, hemos llevado a cabo un estudio cuyo objetivo es analizar de qué manera ha repercutido y repercutirá esta crisis en vuestra empleabilidad. Todo esto, desde el punto de vista de las empresas, de las instituciones académicas y de los jóvenes que a día de hoy demandan o en un futuro próximo demandarán empleo.

La ralentización del mercado laboral

Si hay algo que está claro es que las contrataciones se han reducido enormemente por culpa de la situación actual, lo cual provoca que el mercado laboral se ralentice. Obviamente, podemos ver que hay grandes diferencias dependiendo del sector laboral. Por ejemplo, los sectores de distribución, logística, transporte y digital continúan reclutando gente,
mientras que la hostelería, el turismo o la venta al por menor se han visto mucho más afectados.

Nuestro estudio revela que un 76% de las empresas sigue contratando, al menos de forma parcial. Por suerte, los equipos de Recursos Humanos se sienten con confianza a pesar de la incertidumbre generada por la situación actual.

Soluciones y perspectiva de empresas e instituciones educativas

En esta situación, tanto las empresas como las instituciones educativas han tratado de buscar posibles soluciones. Para muchas empresas e instituciones, esta solución ha venido de la mano del funcionamiento a distancia.

Todas las empresas que se lo han podido permitir han centrado sus energías en hacer que el teletrabajo funcione, aunque un 43% ha considerado que la reorganización a distancia ha sido el mayor desafío. Puede parecer fácil, pero la cohesión y la eficiencia de los equipos no es la misma cuando cada uno está trabajando desde su casa.

Ocurre lo mismo con las instituciones educativas, de las cuales un 94% cree que la empleabilidad de sus alumnos se va a ver afectada en gran medida. La mitad de las instituciones encuestadas no ven de forma clara la magnitud del impacto que va a provocar esta crisis a largo plazo.

La perspectiva de los jóvenes

No cabe duda de que los jóvenes sois los protagonistas de esta situación en términos laborales. Un 63% de los jóvenes encuestados afirma que su mayor preocupación es estos momentos es su futuro profesional, encontrar un trabajo. Sin embargo, hemos podido apreciar que esto preocupa más a los jóvenes recién graduados que a los estudiantes de último año.

La proporción de jóvenes españoles preocupados por su futuro en términos laborales es bastante superior comparada con jóvenes de otros países como Alemania o Francia. La mayoría demanda más orientación para poder explorar las diferentes salidas laborales que les brinda su carrera, mientras que los demás optan por cambiar su carrera por otra distinta.

Un 30% de los jóvenes europeos que estaban desempeñando prácticas o un empleo han tenido que cesar su actividad, siendo aún más alarmante el número de casos en España con un 66% de jóvenes afectados. Por otro lado, un 19% de jóvenes europeos han perdido su trabajo a causa de la crisis y ahora invierten su tiempo en buscar otro trabajo.

Como “solución”, un 71% de los jóvenes estudiantes están recurriendo al portal oficial de empleo de sus respectivas universidades para buscar ofertas de trabajo. Gracias a esto tienen acceso a información como, por ejemplo, qué empresas y profesionales siguen contratando. Lo que está claro es que muchas veces la falta de información es uno de los principales retos para los jóvenes.

Soluciones emergentes ante esta situación

Tanto los jóvenes como las instituciones educativas están buscando soluciones antes de que llegue el verano, mientras que por otro lado las empresas están adoptando estrategias de espera en relación con sus contrataciones.

¿Cómo os enfrentáis los jóvenes a esta crisis?

Como ya hemos mencionado anteriormente, ahora más que nunca los jóvenes estáis invirtiendo mucho tiempo y esfuerzo en documentaros sobre las empresas. Además, estáis aprovechando para seguir formándoos y a la vez manteniendo vuestros perfiles profesionales activos en las redes.

Por otro lado, esta crisis ha desencadenado un mayor deseo de compromiso humanitario. Por eso, el 10% de los jóvenes encuestados están realizando actividades de voluntariado para poder ayudar en esta situación y otro gran porcentaje se está planteando hacerlo.

¿Cuáles son las prioridades de las instituciones educativas?

Un 49% de las instituciones educativas tienen como prioridad encontrar una solución para los estudiantes que necesitan hacer sus prácticas o buscar su primer empleo. Además, un 44%han transformado todos sus eventos y talleres en formatos digitales, mientras que un 10% de los eventos han tenido que ser cancelados.

En resumen:

¿La situación de nuestros jóvenes derivará en el nacimiento de una generación precaria o de una generación resistente? ¿Viviremos una recuperación gradual de la economía o inestabilidad crónica? ¿Las empresas aprovecharán esta crisis para replantearse su forma de relacionarse con los jóvenes? Las preguntas están claras, las respuestas por desgracia no tanto.

Pero, aunque el futuro esté borroso, nosotros tenemos esperanza. Esperanza en que juntos podremos volver a construir un futuro sólido y prometedor. Creemos en los jóvenes, apostamos por una generación resistente, por una recuperación gradual de la economía. Porque, aunque los tiempos que corren sean desalentadores, nunca debemos dejar de creer.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...