El crossfit como forma de vida: Pasión & Deporte

Tuvigú

En los últimos años un deporte se ha abierto paso en la sociedad con firmeza y ha llegado a ser una forma de vida para muchas personas en todo el mundo.

Hablamos del crossfit, un entrenamiento físico basado en ejercicios funcionales ejecutados a gran intensidad. Uno de los mayores atractivos de esta disciplina es la gran variedad de entrenamientos que existen y la participación en grupo, lo que lo convierte en un deporte dinámico y divertido para muchos.

El crossfit trata de desarrollar la fuerza y la capacidad muscular de los que lo practican para utilizarlo en el día a día o estar mejor preparados ante situaciones habituales de la rutina de cualquier persona. Las principales evidencias que se dan tras varias sesiones de crossfit es el aumento de la masa muscular y la pérdida de grasa.

La mayoría de los ejercicios que se realizan en un entrenamiento de crossfit se desarrollan con el propio peso de la persona. Algunos beneficios de ello es evitar lesiones en hábitos diarios como cargar con las bolsas de la compra.
Bajar de peso es otro de los aspectos por la que la mayoría de personas se apuntan al entrenamiento crossfit.

Para ello son fundamentales los ejercicios a alta intensidad. Que sea con un entrenador que utilice la motivación y la práctica y que sea en grupo hace que perder esos kilos sea más ameno y divertido. No solo perderás kilos de grasa sino que al mismo tiempo tonificarás tu cuerpo y mejorará tu silueta.

Con la práctica de crossfit también aumentará tu resistencia y eso lo notarás en el día a día. Subir unas escaleras, ir detrás de un taxi o practicar deporte con tus amigos no costará tanto. Menos cansancio, mayor diversión…

Y, por último, y no menos importante: la postura. Vivimos tiempos de largas jornadas laborales. Desde trabajos que están en continuo desgaste como la construción a otros donde las personas se pasan largas horas delante de un ordenador.

En los dos casos, no tener una buena postura puede traer molestias en el cuello, hombros, parte alta y baja de la espalda. El crossfit, siempre bien realizado, ayuda directamente a tener una mejor postura en el día a día. Un buen entrenador te reforzará en cada ejercicio la importancia de realizarlo con buena técnica.

Muchas de las personas que practican crossfit defienden que ha mejorado su vida no solo en lo físico sino también en lo emocional. Realizar una actividad deportiva con otras personas desarrolla emociones como la alegría, la felicidad y aumenta la motivación.

El crossfit no solo es una disciplina de entrenamiento. Muchos gimnasios se han abierto dedicados solo a este tipo de práctica deportiva y se realizan eventos y competiciones por todo el planeta, las cuales tienen una gran repercusión deportiva.

El crossfit como estilo de vida no solo es el entrenamiento, se complementa con una alimentación saludable, momentos de meditación y un descanso controlado. ¿Te atreves?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

CajaSiete Banner Noviembre