El coronavirus está ganando la batalla: cada vez más infeccioso y patógeno

Tubigú

La tasa de mutación de la covid-19 evidencia que cada vez se adapta más, desaparecen las variantes menos efectivas y prevalecen las más infecciosas y patógenas, como muestra la doble mutación en la India, lo que implica que el coronavirus "está ganando la batalla y nos podemos encontrar con una sorpresa".

Así lo indica el director del Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias de la Universidad de La Laguna, Jacob Lorenzo, quien en una entrevista a EFE señala que de la efectividad de esta adaptación en los seres humanos del SARS-CoV-2 da muestra la incidencia en Canarias de la variante británica.

Se ha detectado al menos una mutación al mes de media dependiendo de la cepa del virus, es decir, fallos en la secuenciación del genoma "en positivo" para el patógeno y que dependen del azar, pero que están además favorecidos por "un ambiente que facilite" la expansión de la covid, como el relajamiento en las normas de prevención.

Desde el punto de vista científico, sin embargo, se percibe que la inversión efectuada al final de 2020 está dando sus frutos, con cuatro vacunas aprobadas en la Unión Europea y más en camino, pero el problema es que "no podemos parar el movimiento en el mundo" y las variantes se van transmitiendo de un lado a otro.

Un reparto no equitativo

Al final se ha demostrado que el mundo es un mercado global y el capitalismo puede más que cualquier cosa, incluida la salud, y pese al respiro de las vacunas "el coronavirus nos está ganando la batalla" porque aunque los países desarrollados aceleren para inmunizar a su población, los que tienen menos recursos no podrán.

"Es un grave error que no se haya escuchado a los científicos y no se hayan repartido las vacunas de forma equitativa", advierte Lorenzo, quien pone como ejemplo los problemas sanitarios derivados de la variante de Brasil y de la sudafricana que está "arrasando" en África.

El director del Instituto de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias, que prevé que la población española estará inmunizada a final de año, alude al concepto que se utiliza últimamente de "fatiga pandémica" y señala al respecto que "no podemos relajarnos: cada vez que lo hacemos hay una nueva ola, hay más brotes y suben los casos". "Los sanitarios de primera y segunda línea estamos fatigados, pero no podemos bajar la guardia: es darle una oportunidad más al virus para que siga infectando y multiplicándose", precisa.

Para sobrevivir el virus "depende de nosotros", pues no deja de ser un compuesto de ARN y proteínas que necesita de nuestras células para multiplicarse y si todos utilizáramos la mascarilla, el hidrogel y evitáramos los contactos sociales "no conseguiría transmitirse, se eliminaría". Pero al multiplicarse va mutando y se adapta "mejor" al ser humano, pues "nos quedamos con las mejores cepas del virus", las más efectivas en cuanto a infección.

Infecciones en situaciones sociales

Precisa Lorenzo que la gente se está infectando en las reuniones sociales y reitera que no se debe bajar la guardia, pues lo que no puede ser con "un nivel 3" como tienen Tenerife y Gran Canaria es "irte a pasear a los centros comerciales".

No hay una percepción de que el rango de edad de los infectados va a caer "en picado" porque los jóvenes no están inmunizados y ya hay caso de personas en la treintena hospitalizados en la UCI con insuficiencia respiratoria porque, al estar vacunados, el virus "ya no tiene" a los ancianos, sino que su nueva población objetivo son los adolescentes y treintañeros.

El egoísmo y el consumismo hacen que perdamos la batalla frente al virus, lo que no ocurriría si fuésemos disciplinados como en los países asiáticos, y al final la covid pervivirá con nuevas variantes y la vacuna pasará a ser anual, igual que otros patógenos, para reforzar la memoria del sistema inmune, precisa Lorenzo.

Pero mientras tanto episodios como la doble mutación del virus en la India puede también llevar a la reflexión de "qué está ocurriendo en África y en Sudamérica", porque aunque ahora los países desarrollados salven sus intereses acelerando la vacuna "ya nos tocará llorar otra vez", como cuando se introdujo el ébola en España.

El Instituto de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias recibirá mañana el premio del Consejo Social de la Universidad de La Laguna por su campaña de cribado en la comunidad universitaria para detectar manera precoz focos de contagio de la covid-19 en la institución, y al respecto su director precisa que se realizan entre 3.000 y 4.000 PCR semanales, más las muestras externas que recibe el centro como laboratorio autorizado por la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias para realizar test de coronavirus.

 

Por Ana Santana

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...