El Congreso celebra su primera votación sobre la aplicación del artículo 155

El pleno del Congreso celebra hoy su primer debate y posterior votación sobre la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña, apenas una semana antes de que comience la campaña electoral para las elecciones autonómicas del próximo 21 de diciembre.
La Cámara Baja debate hoy martes una moción consecuencia de interpelación presentada por el PDeCAT que, entre otras peticiones, reclama derogar todos los decretos de "suspensión de la autonomía de Cataluña".
A juicio del partido independentista, el cese de todo el Govern encabezado por Carles Puigdemont, huido en Bélgica, así como la disolución del Parlament y la convocatoria de elecciones, deriva de una "singular interpretación y aplicación" del artículo 155 autorizada por el Senado.
Además de la derogación de la aplicación del 155, la moción del PDeCAT insta al Gobierno a que aborde las reformas estructurales necesarias para garantizar la independencia judicial.
Hace especial hincapié en pedir más independencia en las relaciones entre la administración y la Fiscalía, y entre la administración y los órganos del Poder Judicial.
Reclamaciones que no parece que vayan a obtener prácticamente apoyos entre los grupos parlamentarios, más allá de otros partidos independentistas como ERC.
En el debate de la interpelación origen de esta moción el pasado miércoles, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, denunció que se estaban produciendo pintadas, atentados contra el patrimonio y hasta cortes de suministro eléctrico por sabotajes en domicilios de jueces y fiscales en Cataluña a raíz del proceso independentista.
Fue la respuesta de Catalá a las palabras del diputado del PDeCAT Jordi Xuclá, quien pidió al ministro que pidiera perdón por el uso de "las porras" en la jornada del referéndum ilegal del 1 de octubre.
Para el ministro, quienes deberían pedir perdón son aquellos que han alimentado "la confrontación social y el conflicto" y quienes parece que no quieren vivir en libertad y democracia, sino que viven "cómodamente en una sociedad que amenaza, coacciona y limita los derechos de los discrepantes".
"No conozco a ningún constitucionalista que haya ido a amenazar, a coaccionar o a pintar la fachada de ningún independentista. Y sí a muchos independentistas que han hecho escraches a los jueces", alertó.
La Cámara Baja debate hoy martes una moción consecuencia de interpelación presentada por el PDeCAT que, entre otras peticiones, reclama derogar todos los decretos de "suspensión de la autonomía de Cataluña".

Por contra, Xuclá aseguró que no había base legal para cesar al Govern ni disolver el Parlament y, con esas medidas, el Gobierno ha derogado de forma unilateral el Estatut.
Argumento que no comparte el ministro de Justicia, que insistió en que las medidas del 155 se aplicaron de forma "prudente, proporcionada, razonable y adecuada a la gravedad de la situación" ante "la mayor amenaza" que ha padecido la democracia en España.
Catalá aprovechó su intervención para arremeter contra Carles Puigdemont por huir "indigna y furtivamente" de noche para tratar de eludir la acción de la Justicia, en lo que -a su juicio- sí que constituye una "anomalía democrática".
Xuclá le rebatió que Puigdemont "colabora con la Justicia, con la Justicia belga" que "ni detiene preventivamente, ni pide fianzas ni hace lo que hace la Justicia española".
El ministro, por contra, opinó que Puigdemont está más por "tener cenas" o por "disfrutar del clima de Bruselas" que por colaborar para la Justicia, mientras sus antiguos compañeros de Govern afrontan su responsabilidad desde la cárcel.