El cocinero Jazael Quevedo no deja a nadie sin un plato de comida caliente

AdminsitradoresFincasSC

El cocinero gallego Javier Olleros expresaba durante su ponencia del congreso Gastronomika San Sebastián su pleno convencimiento acerca “del poder de transformación de la cocina en el actual contexto social que está marcando la pandemia” y esta afirmación no parece que deba pasar a “hurtadillas”. Ahí quedó constancia del papel protagonizado por José Andrés con su ong Central Kitchen para ofrecer un plato de comida caliente a los damnificados de la primera oleada de la pandemia o tras la explosión de Beirut.

Cocinero en un hotel de Gran Canaria, la situación de los cierres de no pocos complejos en las Islas hizo que Jazael Quevedo, desde Telde, se lanzara a preparar comidas y repartirlas entre personas que atraviesan verdaderos apuros, especialmente niños y mayores.

Ni corto ni perezoso se puso a la labor diaria de levantarse a las 5 de la madrugada y ‘fajarse’ con las marmitas y preparaciones de un menú que intenta que sea dietéticamente lo más completo posible y con las aportaciones en productos que recibe de conocidos o a través de la página de Facebook o Instagram www.hoyportigrancanaria.com

Quevedo explica que comenzó su andadura en septiembre con su garaje como ‘cuartel general’ pero el Ayuntamiento le ha proporcionado y habilitado un enclave donde las condiciones son más acordes con el despliegue de su función solidaria a través de la gastronomía, atendiendo toda la isla desde la capital grancanaria hasta Puerto Rico, en el Sur.

“Inicié todo esto cuando algunos conocidos se habían quedado sin nada por la pandemia y personalmente, que soy muy activo, me planteé ayudar a la gente con los recursos de los que podía disponer en ese momento. Fui atendiendo las solicitudes a través de las redes sociales y tanto los directamente afectados como los que saben de algún caso me pasan los contactos y me pongo en contacto con ellos. A nadie le puede faltar un plato de comida caliente”.

Ahora cuenta con ayuda de algunos cocineros y de quienes se han presentado para echar una mano en el reparto para ampliar la ayuda a unas 45 familias, actualmente, un número que va creciendo paulatinamente. “Esto empezó a mediados de septiembre y en poco más de un mes hay previsión de una mayor cobertura –afirma Jazael Quevedo-. Me baso, teniendo en cuenta que tengo a muchos niños y personas mayores que viven solas, en menús ricos en proteínas, vitaminas, calóricos que es lo que necesita el cuerpo: cremas de calabaza, de calabacín o verduras y de segundo plato voy combinando con lo que me va entrando de las donaciones como pasta, alguna ensalada, muslos de pollo o carne en salsa,… cambiando y alternando la comida a diario”.

Asimismo, el cocinero prepara unos paquetes destinados a los niños para el desayuno del colegio con leche y cacao, magdalenas, queques… A la pregunta de si le parece que este cometido demasiado exigente, Quevedo afirma que al contrario: “cuando vi que cada día me apoyaban más y se sumaban para donar comida y desde el Ayuntamiento teldense, claro que me anima a seguir adelante”.

“Recibir también los dibujos de los pequeños como agradecimiento supone todavía un  mayor incentivo si cabe para aceptar el reto cotidiano”, pone de relieve el cocinero. “Compensan mucho los mensajes de que está riquísima la comida; atiendo también persona a la que están dando quimioterapia que no puede hacerse de comer y depende de mí también para su comida”.

Quevedo también menciona que “me he topado con gente con cara dura que no necesita nada pero está claro que se les ve a la legua”.

hoyportigrancanaria: sigue el ENLACE

el sauzal

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

CajaSiete Banner Noviembre