El Cabildo crea una línea de ayuda para los apicultores

El Cabildo ha creado una línea de ayuda excepcional destinada a los apicultores con el fin de paliar las pérdidas causadas por la situación de sequía del año pasado. Estas subvenciones, aprobadas recientemente por el Consejo de Gobierno insular, cuentan con un presupuesto de 45.000 euros. 

El vicepresidente y consejero insular de Agricultura, Ganadería y Pesca, Jesús Morales, explica que las ayudas tienen como finalidad contribuir a sufragar los gastos derivados de la compra de alimentos de subsistencia para las abejas. “La falta de lluvia en 2017 tuvo como consecuencia una disminución de las floraciones y, por lo tanto, una reducción significativa de alimentos de base para las colonia de abejas, lo que ha derivado en una caída del volumen de producción de miel respecto al año anterior en torno al 40-50 % y, consecuentemente, una disminución de los ingresos de las explotaciones apícolas de la Isla”, según un comunicado del Cabildo.

Morales argumenta que, esta situación de carestía pone en serio riesgo la supervivencia de muchas colmenas de Tenerife. “Ante la falta de recursos naturales, los apicultores han tenido que asumir la compra durante el invierno de alimentación artificial de subsistencia para las colonias en espera de las posibles floraciones primaverales. Esto ha supuesto un gasto extra para los apicultores que, además, han visto reducidos notablemente sus ingresos por la caída de la producción”.

Las ayudas del Cabildo pretenden precisamente contribuir a paliar esta inversión extraordinaria que ha tenido que asumir el sector para garantizar la supervivencia de las colmenas como consecuencia de la escasez y la mala calidad de las floraciones que trajo consigo la sequía del pasado año.