El Bizcochón se quema...

Tubigú

Es la fea guinda a un bizcochón que llevaba ya tiempo al horno. Y se va a quemar. La Coordinadora de Acción Social de Canarias (que reúne a decenas de pequeñas asociaciones y cientos de activistas en el archipiélago) acaba de presentar un recurso ante la Consejería de Derechos Sociales para que el Gobierno dé marcha atrás y proceda a revisar las ayudas que da.

Ya han denunciado que el reparto, lejos de ser equitativo, beneficia a las grandes entidades con capacidad logística para redactar múltiples proyectos y deja fuera a innumerables iniciativas más pequeñas, que realizan una labor fundamental, entre ellas, la Asociación de Cuidadoras/es, Familiares y Amigos/as de Personas con Dependencia, Alzheimer y otras Demencias, La Asociación de Reinserción de Menores o la Asociación de Daño Cerebral Adquirido Tenerife.

No voy a hablar mucho más, porque luego me viene la tropa de Noemi Santana, la consejera, de Podemos (entre los cuales cuento con magníficos amigos), a decir que me meto demasiado con ella. Solo les transcribo el testimonio de Marcial Cejas, en La Cadena SER. Marcial es una de las más de 7.000 personas que llevan esperando casi dos años por una pensión no contributiva en Canarias.

"Con toda el hambre que estoy pasando aún tengo lucidez mental para denunciarlo", explica Cejas, que vive en Tiñor, un pequeño pueblo de Valverde en El Hierro. Con casi setenta años come gracias a los servicios sociales de Valverde, a las donaciones de Cruz Roja y haciendo apaños de albañilería con los que paga el teléfono. Llegó a un acuerdo con su casero y le paga "restaurando de a poquitos la vivienda", explica.

Noemí Santana fue al Parlamento hace dos meses a decir que tenía poco personal para gestionar las ayudas. Fue ella misma, ante la incapacidad de su departamento y la rebelión (con toda la razón) de sus empleados públicos. Lo cierto es que la Señora Santana tiene el mismo personal que tenían sus predecesoras en el cargo. El bizcochón se le quema. Y de verdad que le ha tocado bailar con la más fea. Pero a ver cómo se lo explican al bueno de Marcial. A mí, que estoy más que quemado hace tiempo, me daría vergüenza....

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...