El Belén de Arena en construcción

El Belén de Arena de Las Palmas de Gran Canaria, uno de los principales atractivos turísticos de la Navidad en la ciudad y la isla, ha emprendido la cuenta atrás para su apertura. El belén comenzará a recibir público el próximo viernes 30 de diciembre a partir de las 18.00 horas. 

Esta obra de arte efímera, impulsada por la Concejalía de Turismo del consistorio capitalino y el Patronato de Turismo de Gran Canaria, cuenta en su 13ª edición con 8 escultores de seis países, Canadá, Bélgica, Rusia, Letonia, Australia y Francia, quienes trabajan para dar forma en poco más de una semana a las diferentes escenas navideñas.

Los concejales de Turismo, Pedro Quevedo, y Ciudad de Mar, José Eduardo Ramírez, y la presidenta del Patronato de Turismo de Gran Canaria, Inés Jiménez, han dado la bienvenida a la ciudad a estos ocho artistas que han destacado el privilegio de poder trabajar en un entorno impagable bajo el sol y con una temperatura ideal a finales de noviembre.

Bajo la dirección artística de Miguel Rodríguez y Aday Rodríguez el Belén de Arena ha empezado a tomar forma gracias a las manos de un equipo de unas 20 personas entre los escultores y un equipo de ayudantes, estudiantes de arte de la Escuela Luján Pérez, que se han sumado esta edición a los trabajos.

El concejal de Turismo Pedro Quevedo ha destacado que este año el Belén se dedica a la infancia, a los derechos de las niñas y los niños, y ha apuntado que además de un recurso artístico y turístico que forma parte de la Navidad y que como obra efímera que se construye y se destruye es una inspiración porque tienen un especial significado de renovación para toda la sociedad”. 

 

Por su parte, la consejera insular de Turismo, Inés Jiménez, destacó la relevancia que tiene como “recurso turístico en una de las mejores playas urbanas del mundo, en diciembre, con un clima excelente y una obra que por su calidad y singularidad es capaz de captar la atención de visitantes nacionales y extranjeros que pasan estas fechas en la isla” y el concejal de Ciudad de Mar, José Eduardo Ramírez, apuntó que “el Belén de Arena volverá a exportar un año más al mundo un destino privilegiado y una playa privilegiada, donde pasar diciembre al sol”.

Escultores internacionales

Desde Canadá participan dos grandes artistas: Karen Fralich, que vuelve a la isla después de siete años para modelar de nuevo en la playa de Las Canteras, y Guy-Olivier Deveau, licenciado en Arte y Filosofía y dedicado a la escultura en arena y hielo desde hace más de 15 años. 

El belga Enguerrand David participa por segundo año en el Belén. Máster en conservación de pueblos y ciudades históricas comenzó a esculpir en arena en 2001 como hobby, tras lo cual se ha convertido en su principal ocupación. Participante en más de 75 eventos de arena internacionales y ganador de importantes premios en los mismos.

Otro de los artistas que repite, por tercera vez, es el francés Benoît Dutherage, artista multidisciplinar que cambió su profesión de chef de alta cocina por la escultura en arena al quedarse prendado de las posibilidades de esta forma de arte en 2002. Desde entonces viaja por todo el mundo, de festival en festival, modelando tanto en hielo como en arena, donde se le reconoce como una de las figuras emergentes con mayor talento. Actualmente también da clases de arte a niños.

Dos maestros rusos: Aleksei Rynak, que ha participado en todas y cada una de las ediciones de este evento, y Alexey Shchitov en su sexta visita a Gran Canaria. Ambos licenciados en Artes Aplicadas por la Universidad de Moscú y escultores de profesión. Durante el año trabajan materiales tan diversos como la madera, el mármol o la piedra y son muy exclusivas sus apariciones en eventos de arena. Gracias a las características propias del Belén de Las Canteras siempre buscan un espacio en su agenda para participar con nosotros, el primero por décima vez y el segundo por cuarta.

El Belén de Arena de Las Palmas de Gran Canaria cuenta también, pro primera vez, con dos nuevos participantes: Sanita Ravina, de Letonia y Kevin Crawford, estadounidense residente en Australia. Ravina es una joven artista multidisciplinar que trabaja tanto en hielo como en nieve y arena; mientras que Kevin Crawford es una leyenda viva dentro del circuito internacional de escultores de arena.