Terrones de azúcar | PIXABAY

El azúcar, el "dulce veneno"

Tubigú

¡Hola a [email protected] y [email protected] a BC Organik!

En el post de hoy, quiero hablar de un tema que me resulta muy interesante: del azúcar y de sus principales perjuicios y alternativas.

Hoy más que nunca, a raíz de la situación de pandemia mundial que estamos atravesando desde hace casi un año, se está tomando conciencia de la importancia de cuidarse para tener un sistema inmunitario fuerte que sea capaz de combatir posibles adversidades.

Tener unos hábitos saludables de alimentación, de ejercicio, de sueño y de relajación, entre muchos otros, nos ayudan a tener más posibilidades de gozar de una buena salud y de una buena calidad de vida.

Concretamente, el azúcar se ha convertido en uno de los mayores quebraderos de cabeza de los organismos de salud pública, tanto a nivel nacional, como a nivel internacional. Su elevado consumo se asocia con multitud de problemas de salud, tales como obesidad, enfermedades cardiovasculares, diabetes, caries, sistema inmunitario más débil, entre muchos otros.

Por consiguiente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que el consumo de azúcar libre o añadido no debe sobrepasar el 10 % de la ingesta energética diaria. Asimismo, hace especial énfasis en la importancia de controlar el consumo de azúcar desde la infancia, con el fin de prevenir el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y asociadas.

Básicamente, todos los expertos coinciden en el hecho de que es necesario reducir el consumo de azúcar y de alimentos ultraprocesados en general e inciden en la necesidad de recuperar los buenos hábitos alimenticios de nuestros antepasados. Esto implica la importancia de tener una alimentación natural y tradicional basada en frutas, verduras, cereales integrales, pescado, legumbres, frutos secos y aceite de oliva, etc.

En sustitución del azúcar tradicional refinado, podemos utilizar endulzantes naturales como los dátiles, el sirope de arroz, el sirope de ágave, el sirope de arce, la estevia y las frutas, entre muchos otros, o simplemente disfrutar del sabor natural de los alimentos.

Espero les haya resultado interesante.

¡Muchas gracias por leerme!

Beatriz

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...