El auge de las bebidas de origen vegetal

Las bebidas vegetales o comúnmente denominadas "leches" de origen vegetal se encuentran actualmente en auge, no sólo por sus múltiples beneficios y propiedades nutricionales, sino porque han pasado a ser un "sustituto" de la tradicional leche de vaca, que tantas intolerancias y malestar causa a gran parte de la población. 
En función de la bebida vegetal que escojamos, obtendremos unos beneficios u otros, pues puede haber tantas como cereales, frutos secos e incluso legumbres existen. En líneas generales, están elaboradas a base de agua y de cereales, tales como la avena, el arroz, el mijo y la quinoa; frutos secos, como es el caso de las almendras, las avellanas y los anacardos e incluso legumbres, como es el caso de la tradicional leche de soja. 
A continuación, mencionamos cuatro de las bebidas vegetales más populares, que a su vez destacan por su gran número de propiedades nutricionales.

1. Leche de avena
La leche de avena contiene las maravillosas propiedades de este cereal, entre las que se encuentran las siguientes: controla los niveles de azúcar en sangre, ayuda a perder peso, mejora la digestión, mantiene el colesterol bajo control, es una gran fuente de energía natural, relaja el sistema nervioso, regenera los tejidos y es un gran aliado de la piel, entre otros muchos beneficios.
https://atlanticohoy.com/wp-content/uploads/migrate/posts/standard/2020/5/20/9/YIA5OTMEXCTOWZF7JKPW6XLWPEZ8PNU1/LC4UZC7JDN4DNPC6.png
Avena | PIXABAY


2. Leche de almendras

La leche de almendras se caracteriza por ser una de las bebidas de origen vegetal más ricas en calcio, pues solo un vaso puede aportarnos alrededor de 400 miligramos. Asimismo, nos proporciona una gran cantidad de antioxidantes, vitamina E, lo que protege las membranas celulares, controla el azúcar en sangre, reduce el colesterol comúnmente conocido como "el malo", contienen una alta dosis de proteínas, etc.
https://atlanticohoy.com/wp-content/uploads/migrate/posts/standard/2020/5/20/9/YIA5OTMEXCTOWZF7JKPW6XLWPEZ8PNU1/LIHTT5ODSZSM4XDQ.PNG
Almendras | PIXABAY

3. Leche de avellanas

La leche de avellana es una bebida cremosa, cardiosaludable y aromática. Contiene gran cantidad de antioxidantes, vitaminas (principalmente, vitamina E) y minerales (calcio, fósforo, magnesio y manganeso). A su vez, ayuda a regular el tránsito intestinal, es ideal para situaciones en las que vayamos a tener un sobreesfuerzo mental o físico, es realmente recomendada para deportistas, etc.
https://atlanticohoy.com/wp-content/uploads/migrate/posts/standard/2020/5/20/9/YIA5OTMEXCTOWZF7JKPW6XLWPEZ8PNU1/GO1XH1YULQ95PB7J.PNG
Avellanas | PIXABAY
4. Leche de arroz
La leche de arroz es una leche realmente rica en azúcares, por lo que su índice glucémico es alto. Posee un alto contenido en ácidos grasos Omega 3 y 6, así como gran cantidad de vitaminas, como es el caso de las vitaminas D y B12. Asimismo, proporciona energía de manera instantánea, es un poderoso antioxidante y una herramienta eficiente para combatir el envejecimiento celular y los radicales libres.
https://atlanticohoy.com/wp-content/uploads/migrate/posts/standard/2020/5/20/9/YIA5OTMEXCTOWZF7JKPW6XLWPEZ8PNU1/Q1IMFPKZJB1J4ZR3.PNG
Arroz | PIXABAY

Los ejemplos mostrados en el presente artículo son sólo algunos tipos de bebidas vegetales que podemos incluir en nuestra dieta diaria, con el fin de beneficiarnos de sus propiedades nutricionales, así como de reducir el consumo de alimentos de origen animal. Se pueden consumir en su forma original o incluidas en diversas elaboraciones como batidos, salsas, postres o incluso en nuestro desayuno, ya sea con café, cereales o gofio, entre muchas otras opciones.