El actor canario Roberto Cabrera, protagonista del corto nominado a Los Goya 'Gastos incluidos'

Tubigú

Un Black Mirror a la española, o una crítica a “esta sociedad cada vez más deshumanizada”. Hablar del corto Gastos incluidos, dirigido por el director Javier Macipe e interpretado por el actor canario Roberto Cabrera, es hablar de una realidad que se da la mano con la distopía. Con varios galardones ya bajo el brazo, esta producción está a la espera de escuchar quién será el ganador del Mejor Corto en los Premios Goya, a los que está nominado.

“En clave de humor y drama, mi personaje, para poder alquilar un piso, tiene que aceptar una cláusula donde no puede hablar ni tener contacto de ningún tipo con su compañero de piso”, explica el actor Roberto Cabrera a AtlánticoHoy.

Un pequeño apartamento, una gran ciudad y un joven con ilusión recién llegado, de ahí parte Gastos incluidos. “En el fondo subyace una crítica a esta sociedad cada vez más deshumanizada en la que ya no conocemos ni a quién vive en frente o a nuestro propio compañero de piso”, resume Cabrera.

Ensayos para conectar con un yo juvenil

Para la preparación del corto recuperar el espíritu de un joven artista recién llegado a la ciudad era crucial, por ello los ensayos de guion se dejaron a un lado para centrarse en este aspecto. “Javier me decía ‘sal una noche solo por Madrid y te emborrachas’, o ‘vete a un concierto de música tú solo’, o ‘escribe poesía’, o ‘vuelve a la filmoteca’, que era algo que hacíamos cuando éramos jóvenes”, explica. “Los ensayos fueron por esa línea de volver a conectar con un yo juvenil que quiere comerse el mundo cuando llega para ser actor a Madrid”, comenta.

Anécdotas sobre compañeros de piso

Según cuenta el actor, para la documentación del corto Javier Macipe recopiló anécdotas sobre compañeros de piso. Una de ellas era de un amigo que vivió durante un año con un compañero del que desconocía su nombre. “De todo eso se creó el corto, y creo que ha habido algo que ha enganchado a la generación nuestra, que cada vez es más precaria y más solitario en lo afectivo”.

Y no es la única anécdota que refleja una realidad incómoda respecto a los alquileres. Aunque el actor admite que no podría vivir en las condiciones de Gastos incluidos porque “mi carácter isleño me tira a la necesidad de mis amigos y de afecto”, sí que reconoce haber vivido “situaciones estrambóticas” en pisos alquilados. “Cuando vine (a Madrid) vivía con un director que apenas pisaba el piso porque dormía en la productora, llegaba a las cuatro de la mañana, se duchaba y pasaban días que no lo veía. Había otra habitación alquilada a un camarero, pero no tenía cama y dormía en un colchón en el suelo”, explica.

Un canal de Youtube para unir pasiones

Uniendo psicología con humor, Roberto Cabrera también gestiona un canal de Youtube (Psicólogo inverso) en el que, mediante sketches, responde a cuestiones como ‘¿Qué fue del autor de la frase 'okey makey'?’. “El canal nace porque aparte de actuar siempre me ha gustado escribir. A raíz de hacer Gastos incluidos, Javier me animó a hacer comedia aparte de actuar”, explica.

Así fue como con amigos cómicos y directores, y una cámara empezó su canal. “Es un formato que me gusta porque me da mucha libertad y mucha rapidez en el sentido de escribir algo el lunes, rodarlo el viernes, montarlo el domingo y sacarlo el lunes siguiente”, desarrolla. “Aúno ahí varias pasiones: actuar, la comedia y escribir”, confiesa.

Estos sketches forman parte de los proyectos que Cabrera tiene preparado para este 2021. “Psicólogo inverso estoy intentando profesionalizarlo a nivel de distribución y de productora, e intentar vender la serie para una plataforma, ya sea tele o virtual”, anuncia. Además está pendiente de participar en una película y, mirando aún más al futuro, comenta que, “también me gustaría escribir y dirigir un corto, pero quizás lo dejaré para el siguiente año porque ya tengo bastante cosas”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...