Daniel Borrego, 2º Bachillerato del Colegio Virgen del Mar: "Conocimientos, experiencias, valores e ilusiones"

EduKando ha seguido, muy de cerca, el proceso de EBAU durante este Curso. Ha sido un año tormentoso, algo que no se esconde a nadie, donde los alumnos han logrado terminar su proceso de aprendizaje, a pesar de las miles inclemencias sanitarias surgidas con la Covid-19. Han surcado las tormentas venidas, trabajando desde casa, con la teleformación -sin conocimientos previos para ello en la mayoría de los casos-, con mayor o menor espacio en casa para desarrollar sus trabajos y temas diarios, y, al final, han remontado la vereda y han llegado a la cima de cualquier alumno, que se precie de serlo, terminar su año escolar con la mochila llena de aprendizajes, con nuevos valores, y la vista puesta en el horizonte para el próximo tramo de su educación escolar o universitaria, que comienza, normalmente, en septiembre o octubre. Este es el caso, de un joven, Daniel Borrego Fleitas, quien ha sido alumno de 2º de Bachillerato del Colegio Virgen del Mar, hasta el pasado 4 de julio, en el que superó la EBAU, con un 13,238 de nota final. Esto significa, que este alumno aventajado se encuentra entre las mejores notas de Canarias. Además supone ese ejemplo de chico, como el resto de sus compañeros y compañeras, que está repleto de dos cosas: ilusiones y valores humanos. Ante la mirada, del profesor, pero también del periodista, he querido mantener una reunión virtual con el, a través del Teams de nuestro Colegio, de SM EDUCAMOS, y aprovechar esos momentos tan interesantes después de los logros obtenidos, esos momentos que suponen el pensar en lo que viene ahora, la Universidad, y mirar hacia tras, pensando en lo que le ha aportado el Colegio y la familia. Así, lo hace Daniel en esta entrevista para EduKando de ATLANTICOHOY.COM, en las fechas próximas hasta su otra gran ilusión, la Medicina.
-¿Daniel qué se siente al dar el paso hacia algo que has soñado, ser estudiante universitario?
-"Dar este paso me brinda un gran orgullo, ya que desde muy pequeño he admirado a los universitarios, así como a su trabajo y dedicación como estudiantes. Aunque se trate de un camino muy largo a recorrer, estoy seguro de que lo disfrutaré y tengo muchas ganas de comenzarlo cuanto antes. Es un sueño logrado". 
-Eres de las mejores notas de Canarias, con un 13,238, y un Bachillerato de sobresaliente. Ahora tu siguiente paso es la Medicina, ¿por qué, qué esperas de este grado? 
-"Siempre he querido estudiar algo relacionado con la Medicina, no sólo por la curiosidad que siento por el funcionamiento del cuerpo humano y las enfermedades que le afectan, sino también por una vocación por ayudar a los demás a vencer a estas. Desde que era muy pequeño quise ayudar a mis padres y mi hermana, cuando se enfermaban e incluso desinfectaba, torpemente, sus heridas. Supongo que es un deseo innato".
 
-Toda una vida en el Colegio Virgen del Mar, ¿qué te llevas en tu mochila de este Centro? 
-"El Colegio Virgen del Mar me ha aportado muchos conocimientos, además de experiencias y valores indispensables. En él, me he formado como alumno, pero aún más importante, como persona. Tanto los alumnos como los profesores han hecho de mi paso por el Colegio Virgen del Mar una experiencia inolvidable, amena, y familiar. Me siento muy agradecido por todos los recuerdos, valores y conocimientos que me llevo del centro que me ha visto crecer". 

"El Coronavirus ha afectado de manera drástica a nuestras vidas no solo en el ámbito social, sino también en el familiar, personal y educativo"

-Eres de la promoción de la Crisis del Coronavirus. Sois una generación a la que le ha tocado terminar su Bachillerato en confinamiento. Una experiencia histórica, con muchas vivencias como alumno y joven preuniversitario, ¿nos puedes relatar algunas de ellas? 
-"El Coronavirus ha afectado de manera drástica a nuestras vidas no solo en el ámbito social, sino también en el familiar, personal y educativo. No obstante, gracias al constante esfuerzo de los profesores y del alumnado hemos conseguido gestionar esta crisis de manera eficaz y salir victoriosos de la misma. Ha sido difícil, pero ha tenido sus recompensas. Adaptarnos a las tecnologías ha sido más complicado de lo esperado, sin embargo, a pesar de tener varios incidentes y momentos graciosos en el proceso de la adaptación, lo hemos conseguido. Debo decir que ha sido una experiencia que no me arrepiento de haber vivido". 
-Se habla siempre de que hoy una asignatura básica es la de los valores, ¿cuáles has aprendido en tu paso por el Colegio, para qué te han servido? 
-"En el Colegio he tenido la oportunidad de aprender valores fundamentales como el respeto, a mis compañeros y profesores, la honestidad, la creatividad, la obediencia, entre otros. Estos valores me han servido en mi vida cotidiana y en mi experiencia en Canadá, ya que son parte de la vida misma. Cursé el 1º de Bachillerato en Canadá, gracias a la Beca Fundación Amancio Ortega, y los valores aprendidos en el colegio y mi familia, me significaron mucho". 

"Me gustaría especializarme en algún sector de la Medicina que tuviese que ver con la medicina superficial, es decir, la Medicina que es aparente o sensible a los ojos"

-¿Cuál es tu proyecto de vida profesional en la Medicina? ¿Por qué? 
-"Me gustaría especializarme en algún sector de la Medicina que tuviese que ver con la medicina superficial, es decir, la medicina que es aparente o sensible a los ojos, ya que es la que más me atrae. No obstante, aún no tengo claro el camino que tomaré, puesto que son muchos años de carrera". 
-Estás de acuerdo con esos que dicen que estas generaciones de jóvenes son académicamente malas y con pocos valores. Tú eres una muestra de que esto no es así.
-"En mi opinión, a cada época le corresponde una serie de eventos que la marcan. Así pues, a nosotros nos ha tocado vivir la crisis del coronavirus, cosa que pocos estudiantes precedentes a nosotros han tenido que pasar. No obstante, a pesar de que cada generación tiene una serie de circunstancias que la moldean siempre existirán alumnos más aplicados y otros menos aplicados. Bien es cierto que a cada uno su época le parece la mejor, y eso es un hecho innegable, pero me encuentro en desacuerdo con esa afirmación". 
-¿Puedes dar un mensaje de aliento a tus compañeros, para seguir adelante formándose?
-"Claro que sí. Nunca se rindan y den todo lo que tengan. Aunque a veces parezca que no merece la pena o que estás dando demasiado, les prometo que con trabajo duro y constancia se llega a cualquier parte. Por favor, cuídense mucho, ya que es esencial para rendir bien, y siempre antepongan su salud mental y física a cualquier otra cosa, ¡Mucho ánimo! Gracias a EduKando y ATLANTICOHOY.COM por esta oportunidad".