Marisa Calcines nos abre el mágico libro del Plan Lector durante el coronavirus

Hemos oído y oído el "#QuédateEnCasa", al que también se ha referido durante este confinamiento "EduKando". Una de las grandes fórmulas utilizadas para estos días de la Covid-19 ha sido la lectura. Recientemente, en uno de nuestros "Lengua15" –espacio creado por EduKando para la interacción entre profesores de Lengua de España y México–, tuvimos la fortuna de conocer a Marisa Calcines. De ella, en nuestro ámbito lingüístico, habíamos escuchado, en no pocas ocasiones, excelentes comentarios, y su participación en "Lengua15" ratificó nuestra opinión. Tras ese programa de hace dos semanas, le propuse realizar una entrevista a través de una videollamada, y aquí les ofrecemos el resultado. Se trataba de acercarnos a una persona que conoce el mundo de la lectura y el Plan Lector en nuestros centros, y esa no podía ser otra sino Marisa Calcines. El Plan Lector siempre es necesario en nuestros Centros y ahora, con el confinamiento, me atrevería a señalar que aún es más necesario. 
Distintos lingüistas, profesores de Lengua, filólogos, enamorados de la Lengua, coinciden en que "la lectura es una de las competencias básicas en el desarrollo social e individual de las personas. Leer y escribir son procesos intelectuales, complejos y complementarios, que posibilitan el desarrollo del resto de competencias necesarias para la adquisición de conocimiento", y esto, desde lo básico, es lo que potencia el Plan Lector.  
Marisa Calcines es Maestra, Pedagoga y Docente de LCL en Educación Secundaria, además de Coordinadora del Área de Comunicación DGOIC, así como Profesora Asociada de Didáctica y Organización Escolar ULPGC, pero sobre todo es una enamorada de la docencia y la lectura. Ella nos abre el mágico libro del Plan Lector durante el coronavirus
– ¿Crees que hoy, más que nunca, la competencia lectora ofrece al alumnado una herramienta para demostrar su madurez lingüística?
- "El término madurez lo relaciono más con el estado biológico necesario para desarrollar y adquirir una competencia. El ser humano nace con la capacidad innata de desarrollar la competencia lingüística, pero su consecución dependerá tanto de los estímulos como de las oportunidades que proporcione el entorno en el que se desenvuelve la persona. Una vez se ha aprendido a hablar en lengua materna, la alfabetización cambia la configuración cerebral y el aprender a decodificar supone el primer paso para el desarrollo de la competencia lectora. El nivel de adquisición de esta es un indicador que puede, por tanto, mostrar el grado al que se llega en la adquisición de la competencia lingüística"

José Antonio Marina: "La competencia lingüística es uno de los fundamentos de la sociabilidad"

– Acercándonos a la pregunta anterior, un alumno con competencia lingüística, ¿es un futuro ciudadano más competente socialmente? ¿Por qué?
- "Tal como demostraron los trabajos de Brunner y Vygotsky, para desarrollar y adquirir la competencia lingüística deben darse marcos de interacción social adecuados. La competencia lingüística es un elemento de la competencia comunicativa y la comunicación, en palabras de José Antonio Marina, es uno de los fundamentos de la sociabilidad. Pero no es el único. Asertividad, empatía, colaboración, cooperación, resolución de conflictos, conductas de participación democrática son ejemplos de los factores que también han de configurar las características de un futuro ciudadano o ciudadana socialmente competente."

10 consejos para poner en marcha un Plan Lector

– ¿Consideras que hoy, o siempre, las familias han sido una columna importante en el afán de acercar a los alumnos a la lectura?
- "Efectivamente, tanto las evidencias que he ido obteniendo a lo largo de mi experiencia docente como las que nos proporcionan los resultados de muchas investigaciones, demuestran que en familias lectoras y/o promotoras de la lectura se favorece el desarrollo del hábito lector. Tal como afirma Ana Gasol (2005) en su artículo 'La familia, modelo e impulsora de la lectura', el comportamiento lector se adquiere a través de la motivación y la imitación, por lo que, cuando ocurre en el contexto familiar, este se convierte en un factor multiplicador y favorecedor del desarrollo y la adquisición de la competencia lectora."

– ¿Por qué nos empeñamos tanto en seguir diciendo a los alumnos que leer, es leer libros?

- "Buena pregunta. Quizá porque una buena parte del conocimiento educativo con el que se accede a la enseñanza se basa en aquello que aprendimos de nuestros docentes y tradicionalmente se relaciona lectura con libro."
 
– ¿Por qué no se les abre más la ventana de la lectura, y de considerar todos aquellos aspectos apropiados para ganar el gusto por la lectura?
- "Me consta que en muchos centros de Canarias se hace. El número de centros educativos que pertenecen a la red BIBESCAN aumenta cada año. Así como el numero de docentes que participa con su alumnado en iniciativas como el Congreso de Jóvenes Lectores o Islas de Tinta."

"La brecha digital se ha combatido mediante el préstamo de tabletas con tarjetas de datos"

– Es un hecho que al libro en papel le está ganando mucho terreno lo digital, y ahora, en días de confinamiento, quizás esto se agudiza; ¿es cierta esta afirmación, y crees que el profesorado lo está teniendo en cuenta para sumar lo digital como un amigo, más que como un enemigo?

- "Es muy difícil hablar en general de lo que está ocurriendo. Por los casos particulares que vamos conociendo se sabe que el profesorado está trabajando mucho en este sentido y que lo digital está garantizando la enseñanza no presencial a través de formatos y dispositivos variados según cada situación. La brecha digital se ha combatido mediante el préstamo de tabletas con tarjetas de datos."
– ¿Qué herramientas hay punteras hoy para trabajar en el aula la competencia lectora? ¿Nos puedes aportar alguna?
- "Herramientas hay muchísimas. El que sean punteras o no dependerá de si se adaptan a las características del alumnado con el que se va a trabajar. Creo que los medios de comunicación son una herramienta clave en el trabajo de la lectura a través de textos de la vida diaria del ámbito público. Por ejemplo, la radio educativa es una herramienta que aporta un sinfín de estímulos de motivación extrínseca, ya que el alumnado se siente el auténtico protagonista del proceso de aprendizaje cuando participa a través de las variadas tareas que exige la realización de un programa de radio."
 
Una alumna disfruta de su lectura y trabajo.
– Los niveles de rechazo a la lectura, sobre todo en las edades de Secundaria, siguen siendo altos; ¿qué podemos hacer para mejorarlos?
- "Reitero lo dicho en respuestas anteriores. La clave está en adaptarse a cada contexto de aula, esto es, a las características del grupo clase, estableciendo así conexión entre gustos y preferencias del alumnado y textos para trabajar en el aula. A través de la prensa digital, por ejemplo, se obtienen textos reales de tipología variada que ofrecen temática diversa que puede responder a los distintos intereses de los/las estudiantes."

Ubuntu: "Pensar en primera persona del plural y enfocar el trabajo en ese sentido"

– ¿Qué consideras que es necesario para tener unos mínimos de un Plan Lector aceptable en un centro?
- "Partir de los mínimos es situarse en el nivel competencial del alumnado con el que se va a trabajar. Establecer los objetivos, las estrategias para conseguirlos, los recursos con los que se va a contar, las actividades de aula o centro y cómo se van a evaluar los resultados. En otras palabras, parafraseando lo que defiende la filosofía africana Ubuntu, pensar en primera persona del plural y enfocar el trabajo en ese sentido; el plan lector somos todos/as y no solo aquellos docentes de áreas o materias del ámbito sociolingüístico."
– Ahora, tres preguntas rápidas y tres respuestas cortas, que son un momento mágico para EduKando (Marisa sonríe). ¿Qué libro no puedes dejar de recomendar para usar en el aula?
- "La gramática de la fantasía de Gianni Rodari contiene todo lo necesario para trabajar el arte de escribir historias."
– ¿Qué libro te gustaría que te regalaran y por qué?

- "Me cuesta esperar a que me regalen un libro. Soy más de hallarlo en mis frecuentes visitas a librerías y bibliotecas, y de conseguirlo pronto para empezarlo a leer cuanto antes. Es así como descubrí, por ejemplo, a la escritora japonesa Yoko Ogawa y sus libros La fórmula preferida del profesor o Introducción a la belleza de las matemáticas, lecturas muy indicadas para regalar a cualquier persona interesada en el pensamiento matemático. No obstante, a veces llegan regalos inesperados que siempre son gratamente recibidos; el libro de neuroeducación ¿Cómo aprendemos?, de Stanislas Dehaene, es una gran lectura para cualquier docente. O alguna de las obras de María Montessori, que ya cuesta encontrar en librerías.
De cualquier forma, para recomendar un libro se debe tener en cuenta al lector o lectora. Hay tantos gustos literarios como lectores en este mundo mundial que diría el Manolito Gafotas de Elvira Lindo. Este año en el que estamos conmemorando el centenario de la muerte del autor canario y universal don Benito Pérez Galdós es quizá un buen momento para conocer o redescubrir su obra. El regalo ya está hecho porque la web de la Casa-Museo Pérez Galdós ofrece su obra completa en formato e-pub."
 

– ¿Te gustaría ahora en este confinamiento sentirte “El Principito”, o prefieres ser “Don Quijote”?

- "En El Principito me identifico con esa mirada infantil que se va diluyendo cuando llegamos a la adultez, y con el sentido crítico hacia la jerarquía de valores que impera en la sociedad en detrimento de lo realmente importante. Considero que esta situación de excepcionalidad que estamos viviendo con motivo del Covid-19 ha sido una oportunidad para redefinir lo que verdaderamente nos debe importar.
De El Quijote me quedo con su crítica a las novelas de caballería que era uno de los productos culturales más populares en aquella época, ya que alejaban al lector de la realidad e impedían el desarrollo de un pensamiento crítico. Así mismo, con el afán de su protagonista en poner al servicio de los demás lo que creía que había aprendido a través de la lectura."