Santa Cruz y otras 9 ciudades pactan un documento contra el acuerdo FEMP-Hacienda

Los alcaldes de Santa Cruz de Tenerife (CC), Zaragoza, Madrid, Murcia (PP), Cádiz (Podemos), Lleida (ERC), Granada (Cs), Reus (PdCat), Bilbao (PNV) y Pontevedra (BNG) han pactado un documento de rechazo al real decreto de financiación de entidades locales acordado entre Hacienda y la FEMP.

En virtud de este acuerdo, que salió adelante con el único apoyo del PSOE y gracias al voto de calidad del presidente de la FEMP, Abel Caballero, el Gobierno de España dispone del superávit de las entidades locales a cambio del reparto de un fondo de 5.000 millones de euros, del que quedarían fuera los ayuntamientos sin remanente, que es el caso de buena parte de estas ciudades, incluida Zaragoza.

A falta de algunos detalles para concluir la redacción de la declaración, el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha adelantado que reclaman que los ayuntamientos puedan disponer libremente de sus ahorros y, además, que puedan gastarlos en lo que quieran y no "en lo que quiera el Gobierno de España".

También exigen una flexibilización de la regla de gasto y una reunión con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, a la que piden "una mínima educación" y que les reciba a todos.

Mientras tanto, le van a trasladar el documento a la ministra para hacerle saber que el acuerdo que sacó adelante el PSOE en la FEMP "no representa al municipalismo", "no soluciona los problemas reales que tienen nuestros vecinos" y tampoco soluciona "los problemas de la ciudad de Zaragoza", excluida de ese fondo de 5.000 millones.

Del mismo modo, esta "liga de alcaldes" también enviará el documento a todos los primeros ediles de capitales de provincia y de ciudades de más de 100.000 habitantes que quieran unirse a sus reivindicaciones, con el objetivo de sumar más ayuntamientos a la causa a partir de septiembre.

El que sí que se va a sumar pese a ausentarse de la reunión de esta mañana, ha confirmado Azcón, será el alcalde de Valencia, Joan Ribó (Compromís), con lo que serán nueve partidos diferentes los que se suscribirán el frente común contra el real decreto pactado entre el Ministerio de Hacienda y la FEMP.

Además, los partidos representados en la reunión ya han manifestado su voto en contra a la convalidación del real decreto en el Congreso de los Diputados, lo que significa que "muy posiblemente" no saldrá adelante.