La licitación de obra pública remonta, pero sigue siendo la mitad que en 2010

Las administraciones públicas licitaron el año pasado en Canarias obra civil por importe de 332 millones de euros, un 14 por ciento más que en 2016, según datos difundidos este miércoles por Seopan, la patronal nacional de empresas de la construcción. 

El repunte observado en la licitación de obra civil en Canarias está 20 puntos por debajo del registrado en el resto del país (+34 %) y deja el esfuerzo inversor realizado en esta materia en las islas en menos de la mitad del que se destinaba hace diez años, en 2007, cuando se licitaron obras por 786 millones de euros.

Dentro de la licitación de obra civil nueva (154 millones de euros), la partida más importante el año pasado en Canarias correspondió a las infraestructuras hidráulicas, con una inversión de 65 millones, que triplica la de 2016 (21 millones).

Le siguen las obras de urbanización, con 31 millones (-38 %); carreteras, con 20 millones (+20 %); puertos, con 18 millones (-46 %); ferrocarriles, con siete millones (la partida fue de cero el año previo); y medio ambiente, con seis millones (+88 %).

El repunte observado en la licitación de obra civil en Canarias está 20 puntos por debajo del registrado en el resto del país (+34 %) y deja el esfuerzo inversor realizado en esta materia en las islas en menos de la mitad del que se destinaba hace diez años, en 2007, cuando se licitaron obras por 786 millones de euros

La inversión licitada el año pasado en obra civil en Canarias se completa con una partida de 177 millones de euros en trabajos de rehabilitación y mantenimiento de infraestructuras, un 11 % superior a 2016.

Asimismo, las administraciones públicas licitaron en 2017 en Canarias obras de edificación por valor de 251 millones de euros, un 22 % más que en 2016.
De esa cantidad, 155 millones corresponde a la construcción de nuevas edificaciones (+103 %) y 96 millones a rehabilitación (-26 %).  

En el conjunto de España, las administraciones públicas licitaron el año pasado obras civiles por valor de 8.309 millones de euros, un 34 % ciento más. Esa cantidad está un 67 % por debajo del esfuerzo inversor que se realizaba hace diez años, en 2007, cuando se licitaron obras por 25.137 millones