Jorge Hodgson: "Hay que ayudar a los empresarios y bajar los impuestos"

Cuando nos acercarnos a los cuatro meses desde que la covid-19 irrumpió en nuestra 'vieja normalidad' ocasionando una crisis sanitaria, económica y social sin precedentes, la repercusión en las castigadas empresas canarias continúa siendo muy visible.

El impacto del coronavirus ha puesto en riesgo la continuidad de muchas de ellas, a pesar de su lucha por mantenerse a flote por medio del asesoramiento de expertos a los que asirse en momentos de máxima desorientación. Uno de los más demandados ha sido Jorge Hodgson, quien no ha cesado de acompañarlas en este complicado periplo ni un momento.

Como socio director de JH Asesores Financieros & Bancarios, un despacho especializado en finanzas con gran experiencia en banca, empresas y corporativa y con 60 clientes en cartera, Hodgson ha puesto al servicio de sus clientes su amplia formación y experiencia, además de unas viviencias más valiosas que nunca adquiridas durante la crisis financiera del 2008, que le han permitido saber cómo ayudar a los empresarios ante una situación tan complicada como la actual.

Como muestra, durante este periodo de crisis han gestionado un total de 52 millones de euros de Operaciones ICO, de los cuales en préstamos fueron 32 millones de euros, 16 millones de pólizas de crédito y 3,6 de confirming Pp. Es decir, una media de 889.000 euros de ICO por empresa. 

Jorge Hodgson analiza en esta entrevista para el medio digital canario AtlánticoHoy los efectos de la que considera "una crisis sin precedentes en la historia económica", con la contracción del consumo, el incremento de la tasa del paro y la caída del PIB, sin olvidar  la posible restricción al crédito por parte de la banca después de los ICO, la continuidad en los ERTES y la subida de los impuestos.
jorge hodgson
El socio director de la empresa junto a la consultora Ariadna Herrera | CEDIDA

-En este escenario tan difícil por la pandemia de la covid-19, su despacho ha gestionado más de 50 millones de euros en operaciones y préstamos con garantías públicas para unas 60 pymes, ¿Cómo valoraría estas cifras?
Estas cifras demuestran la situación tan crítica por la que pasa el mercado y la economía española. El objetivo desde nuestro despacho, debido a la situación tan crítica por la que pasamos, era poder inyectar al máximo la liquidez a las empresas para que pudieran aguantar y poder pasar esta situación. Cuando comenzó el estado de alarma desconocíamos completamente cuál iba a ser la duración total de ese confinamiento, y ahí estaba ese miedo y las dudas.  Las ventas de muchas empresas fueron de cero euros. Estamos en Canarias, tenemos la insularidad, lo que implica que muchas empresas tienen que importar la mercancía del exterior y utilizan a los bancos para pagar la mercancía a través de las líneas de pagos a proveedores. Debido a que los plazos de cobro con los clientes son muy largos, lo que suelen hacer las empresas es transferir al proveedor, financiar con el banco a 120-150 días, pensando que en ese tiempo le dé tiempo en venderla, y poder cubrir eses compromiso. Esa es la idea. Sin embargo, cuando sucedió esta situación se vieron con el compromiso de pagar al banco sin haber cobrado la mercancía por parte de los clientes... ¿Qué ocurre? Lo que hubo que hacer con muchas empresas fue solicitar los Préstamos ICO para poder inyectar la liquidez y cubrir los vencimientos para así poder mantener la tesorería y no tener los desfases. 

Al principio había mucha desorientación. Había empresas que nunca habían solicitado un préstamo ICO (Instituto de Crédito Oficial) y desconocían su funcionamiento, con lo que hubo que explicarlo muy al detalle. Debido a que la situación era tan delicada tuvimos que hacer ajustes específicos para cada empresa. Tuvimos que contactar con la asesoría laboral para saber bien cómo funcionaban los ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) y poder realizar los ajustes de costes fijos o variables, etc. La situación era tan delicada, con cero facturación, que en muchos casos, con la liquidez que mantenía la empresa, sabíamos que no era suficiente para poder aguantar varios meses. En gran parte de las empresas se tuvo que gestionar y solicitar un préstamo ICO con cada entidad para poder cubrir los posibles desfases.

Las empresas tenían que plantearse si se apalancaban financieramente con un mayor endeudamiento para poder seguir adelante con su actividad o no. No quedaba otra, siempre con la esperanza de recuperar en meses posteriores esos desfases. 

También, hay que destacar que como todo era muy novedoso, algunas entidades no estaban muy puestas con las operaciones ICO, desconociendo ciertos parámetros. Algunos bancos nos ofrecían el préstamo ICO pero para cancelar la póliza. Le decíamos que cómo podría ser eso. Hubo que preguntar directamente al Instituto de Crédito Oficial, quien les aclaró que no se podían cancelar líneas de crédito en vigor. Esto se sumaba a hacer las previsiones de tesorería, aportar todos los datos, con muchos requisitos y muy complicados... Una vez salió todo esto, los bancos comenzaron con otras operaciones ICO diferentes a los Préstamos ¿Qué había que renovar la póliza de crédito? Pues se renovaba con garantía ICO, lo mismo con la de Confirming o comex. ¿Qué ocurrirá con las empresas cuando se presente el impuesto de sociedades 2020 en 2021? ¿Qué te va a decir el banco cuando tengas que renovar la póliza? ¿Lo hará? Estamos hablando que puede haber una restricción del crédito y es mejor asegurar las posiciones. Hablo de 100.000 millones de euros que han gestionado en préstamos ICO.

Todo esto acaba ya en septiembre. Desde mi punto de vista creo que Europa está esperando a que los ICO finalicen para empezar con los prestamos FEI (Fondo Europeo de Inversiones) y los BEI (Banco Europeo de Inversiones). Muchas empresas no han logrado toda la liquidez que necesitaban. 

Hay muchos tipos de empresa, pero si su actividad, que depende del turismo, no está generando liquidez por mucho que la hayan inyectado, se ha apalancado de nuevo y ahora estamos en carencia, pero cuando se acabe será el gran problema. Esperemos que se reactive la actividad al 100% para que se pueda repagar. Es una situación muy complicada. Habrá un montón de empresas que lo más probable que no van a poder pagar, con lo que los bancos tendrán que reestructurar. En el caso que no se pueda, lamentablemente comenzarán ejecuciones del ICO. 


"Es una situación muy complicada. Habrá un montón de empresas a nivel nacional que no van a poder pagar y, o los bancos reestructuran, o las ejecuciones del ICO van a ser brutales. Cuando se acaben los préstamos IC, ¿qué? Hay empresas en el sur que siguen facturando un 25 % de lo que facturaban antes"


- Ustedes han estado al lado de muchas empresas durante este complicado periodo. ¿Qué cree que es lo que más han valorado las empresas en este momento? ¿Cómo han logrado convertirse en su mano derecha en un momento tan vital?
Somos un despacho de dirección financiera externa para las empresas. Llevamos la planificación de la tesorería, análisis financieros, asesoramiento bancario, etc. Les hemos ido indicando cómo proceder en cada momento que lo han necesitado. Nos planteaban cómo proceder en cada situación determinada. Por mucho que sepas de estrategias o management, los conocimientos son muy importantes, adquiridos en mi experiencia en la crisis financiera de 2008. Esto me sirvió para saber atar un buen plan de actuación en estos casos. Al fin y al cabo, lo que hemos hecho es preparar a las empresas para que estén fuertes y que puedan aguantar y afrontar la situación más crítica. ¿Quién nos dice que no habrá un nuevo confinamiento?

- Exactamente. Si hubiera un nuevo confinamiento, ¿qué pasará? ¿Estas empresas podrán resistir?
Ya ha habido una criba, y hay empresas que han presentado concursos en España. Todas las empresas clientes del despacho siguen operativas con su actividad, con muy buena liquidez, y estamos muy orgullosos en ese sentido. Pero una segunda criba puede significar la muerte. Sería una crisis muy importante a nivel empresarial y los empresarios son los que aportan el Producto Interior Bruto al país. Creo que no muchas empresas superarían otro confinamiento. Nosotros velamos por los intereses de nuestros clientes, para que ellos, pese a un confinamiento, pueden aguantar otro chaparrón. La cuestión era poder tener la máxima liquidez tanto en operaciones a largo como en las líneas de circulante a 3 -5 años que ante una posible restricción al crédito siguieran con estas líneas. 

No hemos parado. Ha sido un periodo muy intenso, trabajando los fines de semana, de siete de la mañana a nueve de la noche. Los bancos cada vez pedían más requisitos, documentación, etc. Ha sido muy complicado. Cuando se produce el confinamiento generado por el covid-19, muchas empresas no estaban preparadas. Las sociedades y compañías estaban desorientadas, sin saber cómo proceder, cómo actuar y cómo reaccionar. Nuestra experiencia en banca empresas y corporativa durante la crisis financiera del 2008 nos permitió saber cómo ayudar para salir de esta situación.

-¿Cómo ve en este momento la situación actual? ¿Ha sido peor que la crisis financiera de 2008?
Esta es, sin lugar a dudas, y desde mi punto de vista, la mayor crisis de la historia. Aquí te encuentras con que se paralizan totalmente tus ventas. No sabes cómo reaccionar. Gracias a los ICO gran parte de las empresas han podido escapar. Es importante destacar que no nos olvidemos que los que dan la financiación son los bancos, no el Gobierno, que mucha gente lo piensa. El banco te da el dinero, pero incorporando la garantía del ICO, un 80 % de garantía. No es dinero del Gobierno. Es el banco el que presta bajo sus requisitos.

-¿Qué es lo que más le preocupa ahora mismo? ¿Qué indicadores hay que tener en cuenta en este momento?
Una subida de impuestos. Seamos sinceros y apolíticos completamente. Lo que tenemos que hacer es ayudar a los empresarios. Bajar los impuestos, ayudar a las empresas con incentivos o a nivel general. Ahora, una empresa que tenga que pagar el Impuesto de sociedades del ejercicio anterior con la que está cayendo, no le queda otra que afrontarlo. Es necesario ayudarlas. Nosotros aquí vamos al revés que en otros países. A subir los impuestos y a impedir que se sostengan. Hay que ser más flexibles con las medidas.


"Otro confinamiento, una segunda criba puede significar la muerte. Sería una crisis muy importante a nivel empresarial y los empresarios son los que aportan el Producto Interior Bruto al país"

- A su juicio, ¿cuál es nuestra principal diferencia con el resto del territorio nacional en la manera en que estamos afrontando esta crisis?
Como pasa en todas las crisis, lo que viví en banca, somos los primeros siempre en entrar. Espero que seamos los primeros en salir. Estamos más afectados que el resto del territorio nacional porque gran parte de las empresas de Canarias dependen del turismo. En el sur de la isla, muchos hoteles no abrirán hasta septiembre u octubre. Esta crisis nos ha afectado a todos de manera brutal. Ha sido una debacle sin precedentes.

-¿Qué pasará en septiembre, cuando finalicen los créditos ICO?

Si no nos rescatan antes, esto tendrá un aguante hasta cierto punto. Entonces, cuando llegue septiembre y finalicen los ICO, esperemos que salgan los préstamos del BEI, los Fondos Europeos de Inversiones, y poder seguir ayudando a las empresas. Crucemos los dedos para que no haya restricción al crédito. Me preocupa muchísimo. Creo que todos los bancos están actualmente renovando las líneas actualmente en vigor porque creo que anticipan una restricción al crédito por parte de las empresas. Si eso se da, vamos a tener un problema muy grande.

- Tuvo que cancelarse la última JH Talks prevista. ¿Las recuperará cuando sea posible?

No las descarto. Cuando se reactive todo, las retomaremos. Nuestra idea es hacer un networking para nuestros empresarios, clientes y para el sector bancario. Los eventos volverán cuando las circunstancias lo permitan, estoy convencido, pero no es el momento adecuado. La gente los echa mucho de menos. Antes no había eventos así.