Greenpeace pide al Banco Europeo que retire su financiación al gas ciudad en Canarias

El grupo ecologista Greenpeace se ha dirigido por carta al presidente del Banco Europeo de Inversiones (BEI), Werner Hoyer, para pedirle que retire la financiación que ha concedido a la empresa española Redexis para construir redes de gas ciudad canalizado en Canarias.

La carta de Greenpeace a los máximos directivos del BEI ha sido difundida a los medios de comunicación por el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales (NC), cuyo equipo de gobierno se opone también a ese proyecto, por considerarlo "peligroso" y contrario a los objetivos que la Unión Europea se ha fijado para mitigar los efectos del cambio climático.

Los ecologistas piden al BEI que "reconsidere" el préstamo de 125 millones de euros que ha concedido a Redexis para construir canalizaciones de gas ciudad en Canarias y dirija "ese importante capital público hacia aquellas actividades que respondan positivamente" a los objetivos "fundamentales" de la entidad.

Y, en este sentido, le recuerda al BEI que tiene como principios de actuación no solo potenciar el crecimiento y el empleo en Europa, sino también "mitigar el cambio climático".

Greenpeace también pide al BEI que retire su financiación al gas ciudad en Canarias https://t.co/zJ7HnGYDCm #noticias #España pic.twitter.com/Xk8KGu2P6R

A juicio de Greenpeace, el BEI "vulnera" sus propios postulados y los acuerdos internacionales de "mitigación de los gases de efecto invernadero" si financia la entrada del gas ciudad en Canarias.

Los ecologistas también recuerdan al Banco Europeo de Inversiones que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia de España (CNMC) ha puesto en cuestión la viabilidad de la regasificadora que se proyecta construir en Granadilla, en sur de Tenerife.

Y denuncian que los cerca de 500 millones que Redexis planea invertir en las canalizaciones de gas de Canarias serían "finalmente sufragados" por los ciudadanos "mediante un proceso de endeudamiento durante décadas", con riesgo, a su juicio, de que el Estado cargue con los sobrecostes, "como ha sucedido en el caso de la Plataforma Castor, que el BEI conoce con precisión".

En opinión de Greenpeace, introducir el gas "como fuente energética masiva representa un inaceptable freno" para el crecimiento de las energías renovables en Canarias, comunidad que en estos momentos tiene una huella de carbono "insostenible", ya que genera el 92 % de su electricidad quemando hidrocarburos.

El Cabildo insta a Europa a retirar la financiación al gas y a promover las energías renovables en Canarias.
-Noticia completa y carta remitida en: https://t.co/EJedbH8V62 pic.twitter.com/MvvuvzOWxz