El tráfico portuario se recuperará de la crisis sanitaria en menos de dos años

El presidente de Puertos del Estado, Francisco Toledo, espera que el tráfico portuario se recupere de la crisis del covid-19 "en poco más de un año o como mucho dos", tras un descenso previsto en 2020 de entre un 10 % y un 16 % y ya un crecimiento, de entre un 8 % y un 12 %, en el próximo ejercicio.

Toledo ha señalado este martes, en un coloquio online organizado por Executive Forum, que la entidad está redactando un plan plurianual de inversiones productivas, que va a suponer 4.000 millones de euros en los próximos cuatro años y que se aprobará en los próximos meses.

El fuerte impacto de la crisis sanitaria se va a producir en este segundo semestre, mientras que, en el tercero, empezará la remontada y, en función del escenario en el que estemos, "va a ser más rápida o más lenta", ha explicado.

Toledo ha detallado que las previsiones que se elaboraron hace dos meses apuntaban a tres escenarios: 

  • Favorable (con una caída del 10 % de tráfico)
  • Intermedio (con una del 16 %)
  • Desfavorable (con una del 22 %).

Según Toledo, se estaría en 2020 entre el escenario favorable y el intermedio, posiblemente más cerca del 16 %, dependiendo de cómo evolucione a lo largo del año toda la demanda.

En mayo, la pérdida de tráfico ha sido del 25,4 % (38,1 millones de toneladas) y en el acumulado hasta ese mes, del 10,3 % (212,9 millones de toneladas). En cuanto al tráfico de pasajeros, la bajada fue del 92,8 % en mayo (hasta 206.000) y del 56 % hasta ese mes (hasta 5,3 millones). Fruto de esta situación, se tomaron una serie de decisiones desde el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana con el objetivo de preservar la riqueza del tejido logístico relacionado con los puertos y de contribuir a dinamizar la economía. Eso conllevó una reducción temporal de tasas, que se produce por primera vez en la historia y que supondrá un ahorro de más de 100 millones de euros a las empresas portuarias.

Se produjo una reducción temporal de tasas, que se produce por primera vez en la historia y que supondrá un ahorro de más de 100 millones de euros a las empresas portuarias.

Fue un proceso legal complejo, ya que la medida ni siquiera estaba amparada por el reglamento europeo que, en paralelo, se iba modificando para poder ampararla, ha destacado.
Fruto de ese amparo, se van a presentar una serie de propuestas de mejora de esas medidas en el trámite parlamentario y habrá "diferencias notables" en comparación con el real decreto aprobado durante el estado de alarma para conseguir un marco más homogéneo, ha añadido.

4.000 millones de inversiones

El plan de inversiones productivas, que parece muy importante para activar la economía española y que va a suponer 4.000 millones de euros en los próximos cuatro años, no va a estar relacionado con grandes inversiones portuarios, ya que el sistema "ya tiene una buena capacidad" y sólo en algunos puertos ha de crecer aún.

A su juicio, las grandes obras en todo sistema portuario "se han acabado" y el plan se va a centrar en temas fundamentales para el futuro, ligados a la eficiencia energética, a la descarbonización, a la protección medioambiental, a la conectividad ferroviaria y, sobre todo, a lo que son inversiones productivas que generen un retorno.

Toledo ha anunciado que la patronal de empresas estibadoras y la parte social han llegado recientemente a un acuerdo sobre el V Acuerdo Marco de regulación de relaciones laborales de la estiba que ahora tiene su trámite.

El presidente de Puertos ha destacado el buen trabajo hecho por ambas partes en estas semanas, negociando con toda discreción y produciendo una acuerdo que superara todas las limitaciones que señalaba el informe de la CNMC y que, una vez esté aprobado, le va a dar una estabilidad y una competitividad al sector que va a facilitar su necesaria modernización.