El Gobierno de Canarias ayuda a destapar la economía sumergida

Un sello de calidad y una aplicación móvil con promociones forman parte de la campaña #YoSoyLegal, con la que se incentiva a regularizarse a empresas del metal y las nuevas tecnologías que operan en la economía sumergida, donde pueden facturar unos 600 millones de euros al año.

La campaña fue puesta en marcha en 2016 por las federaciones del metal y nuevas tecnologías de las dos provincias canarias y ahora se ha visto reforzada con una ayuda de 100.000 euros por parte de la Consejería de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento del Gobierno de Canarias.


Desde el inicio de la campaña #YoSoyLegal unas 2.500 empresas se han regularizado

El titular de este departamento, Pedro Ortega, que ha presentado los detalles de la campaña en una rueda de prensa junto al presidente de Femete, Alberto Villalobos, y el secretario general de Femepa, Juan Carlos Betancor, ha considerado que la campaña supone "un salto cualitativo" al ser una iniciativa de carácter regional que busca aflorar la economía sumergida dando ayuda y motivación a las empresas.

Al respecto, el secretario general de Femepa, Juan Carlos Betancor, ha subrayado que en los 40 años de existencia de la patronal la economía sumergida ha sido uno de los grandes problemas de un sector constituido en el 90 por ciento por microempresas, con menos de diez trabajadores, y que tiene una gran presencia en las islas capitalinas.

En ambas patronales hay asociadas unas 3.000 empresas y el presidente de Femete, Alberto Villalobos, ha afirmado que desde la constitución de esta federación en 1979 se ha luchado contra la economía irregular en el sector con resultados todavía "claramente insuficientes".

Datos de interés

  • Desde el inicio de la campaña #YoSoyLegal unas 2.500 empresas se han regularizado.
  • En la aplicación móvil, diseñada junto a una página en internet, ha habido más de 7.000 visualizaciones.
  • Se han solicitado unos 2.000 presupuestos de los servicios que ofrecen. 

Son resultados "realmente alentadores", ha dicho Villalobos, para quien esta campaña también ayuda a sensibilizar a los consumidores de que contratar empresas legales crea riqueza y empleo y no ayuda a sembrar "mala hierba".
Image

Presentación de la campaña YoSoyLegal | IMAGEN CEDIDA

La aplicación y la página en internet operan como un gran buscador de la oferta de empresas en un sector que mueve 25 ramas de actividad, desde electricistas a mecánicos de automoción, por ello también supone una oportunidad "clara" para ofrecer servicios, descuentos y promociones, agregó el presidente de Femete.
¿Qué es YoSoyLegal?

La Federación de Empresas del Metal y Nuevas Tecnologías de Santa Cruz de Tenerife (Femete) ha creado la iniciativa YoSoyLegal para combatir la economía sumergida. 

Una plataforma donde puedes buscar y contactar con profesionales, pymes y autónomos/as para enviar fotos, pedir y comparar presupuestos sin compromiso, puntuar servicios, además de ganar premios y promociones. 

En este buscador no encontrarás a personas, empresas o actividades que se encuentren en una situación irregular.

Asimismo Juan Carlos Betancor ha subrayado que si bien en época de bonanza económica hay "un margen" para la maniobra contra la economía sumergida, desde la llegada de una crisis "larga y profunda" no sólo ha causado "muchísimo daño", sino que empresas que operan en la legalidad también ha pasado a actuar de manera irregular para poder sobrevivir.

El consejero de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento, Pedro Ortega, ha insistido en que con esta campaña no se trata de perseguir a nadie, sino de informar, asesorar y comunicar a empresas que actúan en la economía sumergida de que regularizarse es una pieza clave para el desarrollo de su negocio.

Las dos patronales del sector coincidieron en que la economía sumergida es un problema recurrente y permanente "y se ha probado de todo" para perseguirla, por lo que ahora con la campaña #YoSoyLegal lo que se destaca es que trabajar "en legal" es un paso más para ayudar a las empresas a crecer económicamente.