Canarias pide al Gobierno el descuento del 75% en vuelos a la península

Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla han reclamado hoy al Gobierno que amplíe del 50 al 75 % el descuento en el precio para residentes de los billetes de avión entre las cuatro regiones extrapeninsulares y la España continental, una medida que tendría un coste anual de unos 130 millones de euros.

En una reunión celebrada en Palma, los consejeros responsables de las políticas de transporte de los gobiernos de los archipiélagos y las ciudades autónomas han reivindicado también la bonificación del 100 % de las tasas aeroportuarias en los enlaces aéreos de los habitantes de sus regiones con la península.

Esta segunda medida, que se plantea como complementaria al incremento de los descuentos, supondría a las arcas del Estado unos 71 millones de euros y tendría una incidencia directa y proporcional en el precio de los billetes, ha destacado tras la cumbre el vicepresidente y consejero de Obras Públicas y Transportes canario, Pablo Rodríguez.

El vicepresidente canario, el conseller balear de Territorio, Energía y Movilidad, Marc Pons, el consejero de Fomento de Ceuta, Néstor García, y el viceconsejero de Fomento de Melilla, Javier Mateu, han anunciado en una comparecencia conjunta que han solicitado una reunión con el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, para plantearle sus reivindicaciones.

Los cuatro consejeros, representantes de partidos diferentes (PP los de las ciudades autónomas, Coalición Canaria y PSOE el balear) han acordado dar continuidad a su trabajo común constituyendo un Comité de Regiones Extrapeninsulares que celebrará su próximo encuentro en Melilla en la primera mitad de 2018.

Pons, anfitrión de la cumbre "sin precedentes", ha destacado que los españoles de las regiones extrapeninsulares comparten problemas de transporte que sus gobiernos quieren afrontar de forma común al margen de intereses partidistas, conscientes de que uniendo esfuerzos tienen "mayor capacidad de influencia".

"Las reivindicaciones no son ningún privilegio, son un hecho de justicia" por los obstáculos a la movilidad interior y en el resto del país que tienen los residentes en los archipiélagos y las ciudades autónomas en comparación con los peninsulares, ha enfatizado el vicepresidente de Canarias.

Rodríguez ha declarado que "existe un escenario favorable" para obtener una respuesta positiva a sus demandas, que es la negociación del próximo presupuesto del Estado con el Gobierno en minoría parlamentaria, y ha apuntado que, aunque se prorrogase el presupuesto de este año, "la reivindicación no caduca".

El consejero de Melilla, del PP, ha hecho hincapié en el carácter apartidista de las peticiones de las cuatro regiones y ha puntualizado que la hoja de ruta común se irá planteando al Gobierno "paulatinamente".

"Las reivindicaciones no son ningún privilegio, son un hecho de justicia por los obstáculos a la movilidad interior y en el resto del país que tienen los residentes en los archipiélagos y las ciudades autónomas en comparación con los peninsulares"

En este sentido, ha destacado que la bonificación del 100 % de las tasas aeroportuarias tendría menor coste para el Estado que ampliar el descuento al 75 % y tendría un notable impacto en el precio de los billetes.

Según un estudio del Gobierno de Canarias citado por su vicepresidente, estas tasas suponen entre el 25 y el 66 % del precio de los vuelos, y al quedar al margen de las tarifas de las compañías se elimina el riesgo de que éstas encarezcan sus billetes para beneficiarse de mayor ayuda estatal, como ha ocurrido cuando se ha aumentado la subvención.

Además de la supresión de las tasas para los residentes y del aumento del descuento en los billetes al 75 %, el documento de conclusiones de la reunión de Palma recoge la reclamación de la extensión del descuento en el transporte marítimo entre islas y con la península al 75 % y que esta rebaja se aplique también a los vehículos.

Ceuta, Canarias, Melilla y Baleares defenderán también ante el Ministerio de Fomento la congestión de sus aeropuertos, mejoras en el sistema de transporte de mercancías peligrosas por vía marítima y la liquidación mensual de las bonificaciones estatales.

Los costes del incremento de descuentos detallados por los consejeros son unos 78 millones de euros anuales por ampliar el descuento aéreo al 75 % y 44 millones por bonificar todas las tasas de los aeropuertos, en el caso de Canarias. Para Baleares se han calculado 43 millones por el aumento de la rebaja y 27 por las tasas.

El Gobierno de Melilla calcula un aumento de la aportación estatal de 6 millones de euros por año sumando el transporte aéreo y el marítimo, y el de Ceuta, cuyas rutas aéreas son conexiones en helicóptero con Algeciras y Málaga, asciende en conjunto a 4 millones