Los vuelos interinsulares de ida y vuelta a partir de este miércoles pasan de 20 a 32

El Gobierno de Canarias y la compañía aérea Binter han acordado ampliar de 20 a 32 el número de vuelos interinsulares de ida y vuelta a partir de este miércoles, para atender el aumento de la demanda con motivo de la aplicación de la fase 1 de desescalada a todas las islas desde esta semana.

No obstante, se mantiene la limitación de la oferta de plazas dentro de los aviones a un 50 % y los motivos para viajar entre las islas continúan restringidos a razones inaplazables de tipo sanitario, médico o laboral recogidas en el artículo 7 del decreto que regula el estado de alarma, ha informado la Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda en un comunicado.
Esta primera ampliación de doce conexiones interinsulares de ida y vuelta responde a que está aumentando el número de vuelos que estaban completos para desplazarse por razones esenciales.

Las nuevas plazas ya están disponibles en los canales habituales de comercialización de Binter

El Gobierno de Canarias y la compañía aérea tienen previsto ir aumentando paulatinamente la conectividad insular a medida que la situación sanitaria y la evolución del mercado lo demande.
En este caso, junto a las frecuencias adicionales que se incorporan a las rutas actuales consideradas esenciales se recupera la conexión directa entre los aeropuertos de Lanzarote y Tenerife Norte, que contará con dos vuelos (una ida y una vuelta) al día.
A partir de este miércoles habrá por tanto cuatro frecuencias diarias (ida y vuelta) entre Gran Canaria y Tenerife Norte y entre Gran Canaria y Lanzarote; tres entre Gran Canaria y Fuerteventura y entre Tenerife Norte y La Palma; y una entre Tenerife Norte y El Hierro y entre Tenerife Norte y Lanzarote.
Todos los vuelos se realizarán en las mismas condiciones de limitación de la ocupación máxima al 50% de los asientos y solo para los pasajeros que justifiquen motivos de vuelo recogidos en la ley (razones sanitarias, motivos médicos, desplazamiento al lugar de trabajo, retorno al lugar de residencia habitual, etc.)
La entrada en la fase 1 de desescalada se traduce en más actividad económica y "es fundamental ofrecer una adecuada conectividad aérea entre islas que garantice los desplazamientos de aquellos profesionales cuyos trabajos están recuperando la actividad del momento anterior a la crisis", según el consejero de Transportes, Sebastián Franquis.

Para garantizar la seguridad sanitaria, en los vuelos interinsulares está establecida la asignación de asientos

El coordinador general de Binter, Juan Ramsden, ha afirmado que la compañía está demostrando su apoyo a Canarias al aumentar por su cuenta y riesgo el número de vuelos "a sabiendas de que son altamente gravosos para la compañía".

Para garantizar la seguridad sanitaria, en los vuelos interinsulares está establecida la asignación de asientos, proceso de embarque escalonado, reparto de toallitas hidroalcohólicas a todos los clientes y eliminación del servicio a bordo.
También se realizan limpiezas entre escalas y desinfecciones al final de operaciones diarias y aperturas de puertas entre escalas para renovación del aire.