Carlos Zurita: “Los contratos se pueden modular cuando las circunstancias cambian por causa de fuerza mayor"

Tras la declaración del estado de alarma por la emergencia sanitaria del Covid-19 o coronavirus que todos conocemos, no sólo nos hemos visto afectados por las restricciones de movimiento, sino que todo el tráfico económico se ha visto paralizado. Surgen múltiples dudas sobre qué ocurrirá a partir de ahora con los contratos de alquiler, los vuelos, las cancelaciones de eventos y los derechos que nos asisten. Intentaremos solucionar algunas de estas dudas. 

Respecto a los alquileres, Carlos Zurita del despacho “Pérez & Negrín” recomienda que cada uno se dirija a su casero para intentar llegar a un acuerdo. “Los contratos se pueden modular cuando las circunstancias cambian por causa de fuerza mayor, como es el caso, por tanto, se puede aplicar la cláusula “rebus sic stantibus”. Sin embargo, esta cláusula no puede ser impuesta por ninguna de las partes. 

Una suspensión de los pagos, una quita en el precio o un pago aplazado cuando la situación vuelva a la normalidad son soluciones válidas siempre

Por eso, lo conveniente es que individualmente cada afectado se dirija por algún medio fehaciente a su arrendador e intenten negociar”. Una suspensión de los pagos, una quita en el precio o un pago aplazado cuando la situación vuelva a la normalidad son soluciones válidas siempre y cuando sean tomadas en consenso. 
 Las cancelaciones de los vuelos son otro de los quebraderos de cabeza. “Las aerolíneas intentarán aprovecharse para no devolver el dinero, pero como consumidor tienes unos derechos que han de respetarse” asevera el letrado. No obstante, no es lo mismo si es el consumidor el que cancela el vuelo. “Si tu vuelo se ha cancelado por el coronavirus, el consumidor tiene derecho a que le devuelvan el dinero, le den un transporte alternativo o le den la opción de cambiar el billete para una fecha posterior, pero no tienes derecho a indemnización alguna” manifiesta Carlos Zurita. “En cambio, si es el consumidor el que cancela el billete, la cosa cambia, puesto que la compañía tendrá más margen de maniobra para compensarte. Aún así, dada las actuales circunstancias excepcionales, la compañía no debería de aplicar ningún tipo de penalización”. Esto es igualmente aplicable a billetes de tren o guagua. 

Si la cancelación es como consecuencia del cierre por el coronoravirus se deberá devolver el dinero de la reserva

En los casos de hoteles y demás alojamientos, lo primero que hay que hacer es leerse la política de cancelación que debería estar publicada. Una vez leída la misma, dirigirse al lugar de hospedaje. Si la cancelación es como consecuencia del cierre por el coronoravirus se deberá devolver el dinero de la reserva. 
“Si es el consumidor el que cancela la reserva, siempre podrá alegar causas de fuerza mayor o la imposibilidad de viajar por las restricciones” motivos suficientes según Carlos Zurita para que procedan a la devolución del importe abonado. “Además, si has contratado un viaje combinado de desplazamiento y alojamiento, tienes derecho a cancelar toda la contratación sin penalización alguna, y la responsabilidad es solidaria dando al consumidor reclamar ante cualquier de ellas a su mayor conveniencia” asevera el letrado. 
 Finalmente, si se han cancelado eventos (conciertos, deportivos, obras de teatro…) “se tiene derecho a la devolución íntegra o si se ha aplazado deberías poder cambiar a la nueva fecha sin coste adicional alguno” manifiesta Carlos Zurita.
“No obstante estamos ante una casuística muy diversa, ya que, los anteriores son los ejemplos más comunes, pero también se ven afectados otras actividades como gimnasios, clases particulares, cursos, o cualquier otra que tiene carácter mensual y por la que ya hemos adelantado dinero. Por eso, es muy importante contar con asesoramiento para hacer valer tus derechos y evitar que se haga un abuso de la situación actual” termina afirmando el especialista.