El Iberostar Tenerife sufre una derrota en Andorra (85-82)

El MoraBanc Andorra sigue intratable en casa, donde sólo ha perdido un partido, y hoy se ha impuesto al Iberostar Tenerife por 85 a 82 gracias a una gran defensa.

El equipo canario, líder de la competición, ha ido de más a menos y aunque no ha tirado la toalla hasta el final se ha encontrado a remolque y muy incómodo en la recta final de partido.
El Andorra ha empezado encallado y el Tenerife ha sacado provecho en un primer cuarto en el que un triple de White sobre la bocina situaba la máxima diferencia para los visitantes (14-23).
Shermadini estaba siendo bien sujetado en la zona y los de Joan Peñarroya tenían problemas para anotar, pero las cosas han cambiado ya en el segundo cuarto, con la aparición de jugadores como Stevic o Navarro. Una canasta de Shermadini ha situado el empate en el descanso, cuando empezaba un nuevo partido en el Poliesportiu.
El Andorra ha ido ganando en intensidad defensiva y ha abierto hueco en el marcador durante el tercer cuarto, hasta un 59-49, pero el Tenerife, que estaba pasando por un mal momento, ha podido agarrarse al marcador después de aprovechar sendas técnicas a Walker y al técnico del Morabanc. Precisamente el norteamericano ha sido uno de los destacados del partido y ha acabado con diecisiete puntos para un Andorra que al final del tercer cuarto ha vuelto a conseguir diferencias (62-53).
El último periodo
El último período ha arrancado con un MoraBanc atascado en ataque y de nuevo el Tenerife se ha acercado (64-59), pero las personales han penalizado a los visitantes, que se han metido en el bonus muy pronto.
El Andorra, muy intenso en defensa y aprovechando el tiro libre ha vuelto a marcharse en el marcador ante un Tenerife en el que Abromaitis estaba siendo el hombre más acertado.
A falta de dos minutos y medio para el final los locales dominaban de nueve puntos, pero los de Txus Vidorreta han buscado una reacción desde el triple y han vuelto a poner el partido ajustado. Pero el Andorra ha mantenido la cabeza fría y ha gestionado bien su ventaja para conseguir la doceava victoria como local.