Se buscan voluntarios para llevar el Reiki a toda Canarias

Con el ritmo de vida actual son muchos los que necesitan alcanzar un estado de paz que repercuta positivamente en su salud. Conscientes de ello, en Canarias existen centenares de voluntarios que se ofrecen gratuitamente para ayudar a otros a canalizar su energía vital a coste cero.  

Todos ellos coinciden en que el dinero no debe ser obstáculo para beneficiarse de esta práctica japonesa, reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde el año 2000 como terapia complementaria. Con ella se pueden tratar dolencias como ansiedad, estrés, depresión y dolores físicos, llegando a un estado de armonía y serenidad.

Cada vez son más las asociaciones canarias que organizan cupos de voluntarios que se ofrecen a acudir a donde se haya solicitado su presencia y ofrecer Reiki de forma altruista. 

Los beneficiados serán, sobre todo, personas con recursos limitados, enfermas o aquellas que deseen trasladar este servicio a centros en los que puedan beneficiar a más interesados,

Asociaciones sin ánimo de lucro como Alare o la Asociación Canaria de Naturopatía ofrecen este servicio, así como cursos de formación específicos para voluntarios. No es necesaria experiencia previa. Si deseas hacerte voluntario, los únicos requisitos son indicar el tiempo del que se dispone para colaborar y haberse iniciado previamente en Reiki.
Mejora de la salud
El Reiki busca curar o mejorar la salud del paciente mediante la imposición de las manos del experto sobre una serie de ubicaciones llamados chakras, donde, aseguran sus seguidores, la energía fluye.
Una sesión puede durar aproximadamente cuarenta y cinco minutos y el paciente permanecerá acostado en una camilla. No hace falta descalzarse o desprenderse de prenda alguna. Durante un tratamiento, se siente una relajación profunda, una gran sensación de paz.
Nemesio Palos (Alare): “Nadie se queda sin Reiki”

La generosidad de los canarios está más que comprobada. “Nadie se queda sin Reiki porque siempre contamos con más voluntarios altruistas que los que se han llegado a solicitar”, asegura el presidente de la asociación Alare, Nemesio Palos. 

Desde Alare han ofrecido sesiones a todo aquel que pueda necesitarlas y la experiencia ha sido muy enriquecedora no solo para el receptor, sino también para los voluntarios".

Pacientes oncológicos, personas con discapacidad o que padecen fibromialgia, reclusos de centros penitenciarios...,cualquiera que lo solicite obtendrá los beneficios de esta práctica.

Los animales también pueden beneficiarse de todas las ventajas de esta terapia que, según indica este experto en la materia, ha ofrecido resultados excelentes en todos los casos.”El Reiki incrementa la tranquilidad y ayuda a sobrellevar una enfermedad de forma mucho más sosegada”, asegura.

El boca a boca parece ser el causante de que cada vez sean más los solicitantes y voluntarios, satisfechos tan solo por poder ayudar a mejorar el bienestar de otras personas. "Sus beneficios han quedado sobradamente comprobados a través de estudios que se efectúan antes y después de una serie de sesiones”, destacó el responsable.