Simón pide que se garantice la distancia entre niños también en los patios

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ve correcta la propuesta de Educación de limitar el número de niños por clase, pero ha pedido que esa distancia interpersonal se garantice también durante el tiempo en el que los menores están en los patios.

"Lo que nos interesa es garantizar que cualquier grupo o colectivo mantiene las distancias adecuadas. Mientras están en clase habrá alguien que vigile, pero tendremos que garantizar también que en el patio se mantiene" esa distancia, ha advertido.

Preguntado por la propuesta de Educación de limitar el número de niños por aula cuando se retomen las clases, este experto se ha mostrado de acuerdo con la medida "siempre y cuando 15 niños estén en una clase que habitualmente esté pensada para 30 o 40. Si metemos a 15 niños en una clase en la que habitualmente caben 15 no solucionamos el problema", ha dicho.

Escaladas progresivas

"Si todo esto se puede mantener, a mí me parece correcto que se propongan escaladas progresivas hacia las nuevas fases con mucha prudencia y con los medios para garantizar esas medidas de precaución", ha indicado.

Si no -advierte- podemos estar en una situación en la que, aunque es poca la transmisión que hay ahora mismo en la comunidad, puede haber situaciones en las que se generen brotes por un exceso de concentración de personas.

Simón ha insistido en que el mecanismo de transmisión de la COVID-19 obliga a tomar unas medidas de precaución para reducir el riesgo de contagio.

Apertura de piscinas

Sobre la actuación del Ministerio de Educación en esta crisis, Simón ha opinado que está haciendo un trabajo "excelente y muy prudente" y no le cabe "ninguna duda de que harán lo que tengan que hacer".

Respecto a cuándo podrán abrir las piscinas, ha señalado que es una cuestión que se tiene que ir valorando día a día y que dependerá mucho de cómo evolucione la situación en cada territorio, con lo que hay que analizarlo "con prudencia".

"Me encantaría que se abrieran pero estamos enfrentándonos a un virus que nos ha puesto en una situación muy complicada", ha incidido el epidemiólogo.