Dimite Lazcano, edil de Urbanismo, porque "prevalece el interés político al ciudadano"

El concejal de Urbanismo de Santa Cruz de Tenerife, Juan Ramón Lazcano, de Ciudadanos, ha presentado este viernes su dimisión "irrevocable" al considerar que desde la pasada campaña electoral no ha cesado "la conflictividad" y han prevalecido los intereses políticos a los de los vecinos.

Juan Ramón Lazcano, que también ha renunciado a su acta de edil, había sido elegido en las elecciones locales de mayo de 2019 en las listas de Cs junto a Matilde Zambudio y ambos apoyaron un pacto con el PSOE del que resultó elegida alcaldesa Patricia Hernández.

Hasta este viernes Lazcano ocupaba la tercera tenencia de Alcaldía y era concejal de Planificación del Territorio y Medioambiente, consejero director del Organismo Autónomo Gerencia Municipal de Urbanismo, concejal del Área de Proyectos Urbanos, Infraestructuras y Obras y presidente del Distrito Centro-Ifara. 


En un escrito dirigido a los medios de comunicación, Juan Ramón Lazcano explica que su dimisión obedece a una decisión ampliamente meditada y tomada como consecuencia de dos motivos fundamentales, el primero de los cuales es "la situación de continua conflictividad que he vivido desde la campaña electoral del 26 de mayo de 2019".
Esta conflictividad, asegura, lejos de desaparecer "se ha acentuado durante estos once meses" y el segundo motivo, añade, es el de que no ha "sabido ni podido entender" que en ocasiones en la política se toman decisiones en las que "prevalecen los intereses políticos a los intereses de los ciudadanos".
"Llevo más de 25 años como profesional independiente ejerciendo como arquitecto y urbanista alrededor del mundo, así como profesor universitario y enfrentándome a retos que me han enriquecido como profesional y como persona, los cuales me han aportado un aprendizaje que he intentado aplicar en estos casi once meses que he estado como concejal en el Ayuntamiento", asevera Lazcano.
Sin embargo, admite, esto ha sido casi imposible por los motivos mencionados anteriormente, lo cual "me llevan a tomar esta difícil decisión que traslado en este comunicado, dada la situación actual".

Esta conflictividad, asegura, lejos de desaparecer "se ha acentuado durante estos once meses" y el segundo motivo, añade, es el de que no ha "sabido ni podido entender" que en ocasiones en la política se toman decisiones en las que "prevalecen los intereses políticos a los intereses de los ciudadanos"

Lazcano agradece su colaboración a todo el personal del Consistorio con el que ha compartido trabajo durante este tiempo, tanto auxiliares como técnicos y directivos, y destaca especialmente la capacidad técnica y la predisposición del personal de la Gerencia de Urbanismo y del área de Infraestructuras.
Asimismo, agradece a su partido, Ciudadanos, la confianza que le mostró cuando fue incluido como número 2 en la lista municipal para las elecciones del 26 de mayo pasado, que encabezó Matilde Zambudio, y también cuando la formación decidió regularizar su reingreso en el partido "tras evidenciarse dos cuestiones fundamentales: mi buen desempeño profesional hasta el momento y una total ausencia de declaraciones públicas en contra de mi partido y compañeros durante todo este tiempo".
Juan Ramón Lazcano alude implícitamente de esta manera a la readmisión en Ciudadanos después de que el partido decretase provisionalmente su expulsión, además de la de Zambudio, por haber apoyado a la socialista Patricia Hernández para que fuera alcaldesa de Santa Cruz, desobedeciendo las órdenes de los órganos de dirección del partido de votarse a sí mismos, lo que hubiera dado la Alcaldía al nacionalista José Manuel Bermúdez (CC), al encabezar la lista más votada.

Este hecho provocó que la responsable de Comunicación del partido, y entonces candidata a la Presidencia autonómica por Cs, Vidina Espino, acusara a ambos ediles de cometer un "tamayazo", lo que motivó a Zambudio y Lazcano a interponer una querella en su contra.
Además los dos concejales recurrieron su expulsión de Cs al entender que actuaron con coherencia y respetando las directrices comunicadas por parte del partido, que finalmente los readmitió.
El grupo de gobierno en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife está formado por los nueve concejales del PSOE y los dos de Cs, mientras que CC-PNC tiene diez ediles; el PP, tres; y Unidas Podemos, otros tres representantes, que apoyaron la elección de Hernández al frente de la Alcaldía pero descartaron integrarse en el pacto entre socialistas y Ciudadanos.