Diez especialidades reposteras icónicas en el mundo: Ranking

Tuvigú

Pelluscos, el bienmesabe, manzanas en pobre, la rosa de dulces, tortas de aceite… Algunas de estas especialidades reposteras sonarán y otras no tanto pero lo que la gran mayoría de los golosos desconoce es que buena parte de esas especialidades se remontan incluso al siglo XIV y son la base del recetario moderno de la pastelería.

Tortillas de leche, pan de rey, las torrijas de bizcocho, las puchinas, la cuajada de bizcochos, mostachones, dulce de cáscara de sandía…, han hecho las delicias para los que se decantan por los antojos dulces. En Hule y Mantel hemos confeccionado este listado de diez postres emblemáticos en todo el mundo:

1. Strudel: De manzana, es un postre típico tradicional austríaco y del sur de Alemania cuyos orígenes podrían remontarse a antiguas recetas de las cocinas bizantina, armenia o turca. Consiste básicamente en un rollo muy fino de masa, a veces también de hojaldre, relleno de compota de manzana, azúcar, canela, pasas y pan rallado que una vez preparado se cocina en el horno.

2. Tiramisú: De origen italiano, está elaborado con café y licor principalmente. Su preparación es sencilla y existen variantes de acuerdo a los lugares donde se consume que, en realidad, abarca prácticamente todo el planeta.

3. Tarta de chocolate o Vianer: La receta original se servía en el café del Hotel Sacher de Viena. Se cuenta que un miembro de la familia fue el creador de esta pomposa delicia. El secreto se ha guardado a lo largo de los años aunque hay incontables imitaciones.

4. Pastel de Belem: Originario de Portugal, según la leyenda, la fórmula de este bocado de lo más delicado lleva en secreto más de 200 años y son escasas las personas que la conocen.

5. Mousse: De origen francés pero muy consumido en cualquier país con adaptación a los productos nacionales. La preparación es sencilla y en particular va muy bien el chocolate, la fresa o la vainilla.

6. Babá al ron: Dulce esponjoso elaborado al horno, muy tradicional en Nápoles y parte de Francia. La masa, más ligera que la del bizcocho, está remojada en un almíbar aromatizado con licor, generalmente ron o incluso limoncello en Italia.

7. Príncipe Alberto: Lo situamos en la isla canaria de La Palma y creado por Matilde Arroyo en tiempos de la posguerra española. Con el paso del tiempo fue evolucionando aunque se conserva intacta la receta original. Está confeccionado con huevos, café, cacao en polvo, azúcar, harina y almendras espolvoreadas. La denominación proviene de un curioso pasaje histórico.

8. Panna Cotta: En italiano literalmente “nata cocida”. Típica de la región del Piamonte, elaborada a partir de crema de leche, azúcar y gelificantes. Se suele adornar con mermeladas de frutas rojas. Recuerda al flan, pero su sabor es más lácteo y tiene una textura más parecida a la de la gelatina.

9. Crema catalana: Es uno de los más antiguos de Europa y las primeras elaboraciones aparecen en los recetarios medievales de Cataluña. Con su atractiva superficie caramelizada crujiente, lo tradicional es presentarla en un recipiente de barro.

10. Alfajor: Todo un símbolo en Argentina, va relleno de dulce de leche aunque también podemos encontrarlo de chocolate o frutas. En España, existe otro con el mismo nombre pero no hay similitud entre ambos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

CajaSiete Banner Noviembre