¿Educar para la paz o "Día de la Paz"?

El tema transversal de la Paz, en el que cabe como transversal cualquier área y se puede llevar a cualquier edad o etapa, creo que ha de buscar como fin: la construcción de una cultura de paz y desarrollo sostenible, tal como plantea la propia UNESCO. Así, en la introducción de esta reflexión, dentro de un 30 de enero, conmemoración del "Día Mundial de la Paz", cabe recordar que la formación e investigación para el desarrollo sostenible están entre las prioridades de la Educación hoy, al igual que el potenciar a diario los derechos humanos, que se han de enseñar desde el conocimiento del niño de que el ser humano también tiene "unos deberes humanos". A todo esto, yo sumaría, las competencias en materia de relaciones pacíficas, la buena gobernanza, la memoria del Holocausto, la prevención de conflictos y la consolidación de la paz. Mucho me pido, verdad.

Me veo muy optimista, o que me pongo metas enormes, pero les digo una cosa, es que estoy cansado de que nos pongamos metas pequeñas y todo siga igual. Los chicos cada día son más agresivos, porque nosotros somos agresivos; los alumnos cada día son más incompresivos con los demás, porque nosotros somos incompresivos -los profesores o adultos-, muchas veces, hasta con nuestros iguales. Por eso, ¿cómo podemos hablar de un "Día Mundial de la Paz", si no educamos desde la Paz en nuestro día a día o en nuestra propia vida?
Preparando la oración de la mañana de hoy, día 30 de enero, repito, -oración que me encanta hacer-, momento de reflexión con los alumnos, esa preciosa asamblea diaria, que desde pequeños disfrutan de ella, oración que tanto te enseña a ti, también, como profesor, pues preparando esa oración, esta mañana bien temprano, pensaba qué iba a compartir con mis alumnos, y así lo hice. Me encontré, en esta preparación una serie de documentos de Cruz Roja, y les ofrezco, me lo ofrezco primero a mí mismo, que la Paz sea nuestro tema transversal durante un curso. Un tema donde "se trabaje y se potencie la educación para la Paz,
con la finalidad de transmitir a los niños y niñas valores como: la empatía, la solidaridad, el respeto, la tolerancia, la cooperación, etcétera", como se señala en este material que les dejo y con el que me reencontré esta mañana, que pertenece a Cruz Roja.
Luther King, una figura a imitar.
"La paz es también un derecho humano del que todas las personas, los grupos y los pueblos somos titulares: todas y todos tenemos derecho a vivir en paz; todas y todos tenemos derecho a una paz justa, sostenible y duradera"

Antes de seguir, y no queriéndoles cansar, hemos de recordar lo que dice la UNESCO: "La paz no es solamente un valor que deba regir las relaciones internacionales. La paz es también un derecho humano del que todas las personas, los grupos y los pueblos somos titulares: todas y todos tenemos derecho a vivir en paz; todas y todos tenemos derecho a una paz justa, sostenible y duradera. La paz no es sólo ausencia de conflictos armados, internos o internacionales. La paz es un concepto mucho más amplio y positivo que engloba el derecho a ser educado en y para la paz; el derecho a la seguridad humana y a vivir en un entorno seguro y sano; el derecho al desarrollo y a un medio ambiente sostenible; el derecho a la desobediencia civil y a la objeción de conciencia frente a actividades que supongan amenazas contra la paz; el derecho a la resistencia contra la opresión de los regímenes que violan los derechos humanos; el derecho a exigir a todos los Estados un desarme general y completo; las libertades de pensamiento, opinión, expresión, conciencia y religión; el derecho al refugio; el derecho a emigrar y participar en los asuntos públicos del Estado en que el se resida; y el derecho a la justicia, a la verdad y a la reparación efectiva que asiste a las víctimas de violaciones de los derechos humanos".
¿Nos podemos imaginar lo que nos sucedería si esto, el párrafo de arriba, desde diferentes investigaciones de aula, actividades, tareas, proyectos, se trabajara en clase, aunque solo fuese un día a la semana, y lo aprendido los alumnos lo transmitieran a la familia, y a sus iguales en el centro y la calle? ¿A lo mejor estaríamos poniendo un ladrillo para la construcción del gran edificio mundial de la Paz? Pienso que sí, ahora solo nos toca hacerlo. Les dejo en el enlace de arriba el material que la Cruz Roja nos ofrece para trabajar este tema de forma transversal. De verdad, es ilusionante, y seguro que es posible, pero hay que hacerlo "EduKando". "No hay camino para la paz: la paz es el camino", lo dijo Mahatma Ghandi, y es toda una gran verdad.