El coste laboral en Canarias es el segundo más bajo de España

El coste laboral en Canarias es 382 euros inferior a la media nacional, lo que lo convierte en el segundo más bajo de España por detrás de Extremadura. En cifras, dicho coste se sitúa ahora en 2.267,83 euros, frente a los casi 2.650 euros de la media española. 
Esta cantidad implica un descenso del 0,4 por ciento en el cuarto trimestre del 2016 con respecto al mismo periodo del año anterior. 
Según la Encuesta Trimestral de Coste Laboral (ETCL) difundida por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el coste laboral por hora efectiva trabajada en los últimos cuatro meses de 2016 asciende a 17,42 euros en Canarias, un 1 % menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior.

El coste laboral de las empresas en Madrid y País Vasco supera en más de 400 euros la media nacional (2.649,97), mientras que en Extremadura y Canarias ese coste es inferior en más de 350 euros.

En el conjunto del país, el coste laboral de las empresas disminuyó el 0,8% entre septiembre y diciembre de 2016 respecto al mismo periodo de 2015 y se situó en 2.649,97 euros por trabajador y mes.

Además de Madrid y País Vasco, los costes laborales más altos por trabajador y mes se dan en Navarra, Cataluña y Asturias, todos ellos por encima de la media nacional. En el sentido contrario se sitúan Extremadura y Canarias, con los costes más bajos, seguidos de Comunidad Valenciana y Galicia.

Respecto al cuarto trimestre del año anterior, el coste laboral por trabajador y mes subió en seis comunidades, especialmente en Asturias (3,1%), Navarra (2,2 %) y Cantabria, el 1,7%; mientras que cayó en las once restantes y de forma más significativa en Aragón y Castilla y León.

En relación al coste laboral por hora efectiva trabajada, en el cuarto trimestre de 2016 fue más alto en el País Vasco (25,06 euros) por delante de Madrid (23,46) y Navarra (23,02) mientras que los más bajos se dieron en Canarias (17,42 euros) y Extremadura (17,72).

Airam Rodríguez (AJE): "La reducción no debe partir de los salarios de los trabajadores”

El presidente de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Tenerife (AJE), Airam Rodríguez, ha asegurado al respecto que la reducción del coste laboral es “buena debido al decremento de los costes de producción", lo que deriva en un aumento de la competitividad.  

Sin embargo, ha matizado que esta reducción “no debe partir de los salarios de los trabajadores”. A su juicio, la misma debe efectuarse por medio de las cargas sociales que deben pagar las empresas y, si fuera posible con incrementos salariales. 

Rodríguez insiste en que dicho incremento permitiría mayor gasto a las familias y dinamizaría la economía local y, por ende, la de las regiones y del país, además de la mejora del capital humano y la percepción positiva del empleado con la empresa.

A juicio del experto, la reducción de las cargas sociales "optimizaría, en términos generales, la mejora de la productividad" .