Se entrega al día siguiente de tirarse al mar para impedir ser identificado

Un vecino de la localidad tinerfeña de Las Galletas, en el municipio de Arona se entregó a la Guardia Civil el pasado lunes, un día después de que se tirase al mar para impedir ser identificado por los agentes que querían saber los motivos por los que no cumplía el confinamiento.

El acusado ha reconocido a los agentes que estuvo todo el domingo y hasta por la noche escondido en una cueva, se indica en un comunicado de la Guardia Civil.

Según el relato de la Guardia Civil, agentes del instituto armado localizaron el domingo a un hombre que estaba en la vía pública en la localidad de Las Galletas, y cuando se dirigieron a identificarlo para conocer el motivo de encontrarse fuera de su domicilio, éste comenzó a correr portando un bolso en la mano y en dirección a la costa.

Cuando estaba cerca del mar y a pesar de las órdenes de los agentes para que depusiera su actitud y frenara la huida, se arrojó al mar en una zona rocosa, y los guardias civiles observaron que se sumergía y emergía porque nadaba con dificultades, hasta que se aferró a una roca, pero lo perdieron de vista, se indica en un comunicado.

Los agentes activaron el dispositivo de búsqueda, en el que participaron unidades de la Guardia Civil y servicios de emergencias: Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM), Servicio Marítimo Provincial, Unidad de Seguridad Ciudadana (USECIC), helicóptero y personal del GES, Policía Local de Arona, Protección Civil de Arona, entre otros.

Delito de desobediencia grave

Un dispositivo de búsqueda que no obtuvo resultados positivos, y ese mismo día una mujer presentó una denuncia por la desaparición de su marido, el cual no había vuelto a casa después de salir a dar un paseo.

Los agentes consideraron que se trataba de la misma persona que se había arrojado al mar para evitar ser identificado, y obtuvieron la confirmación al día siguiente, cuando hacia las 12.00 horas del lunes el ahora detenido se entregó en el puesto de la Guardia Civil de Playa de las Américas.

Explicó que durante el dispositivo de búsqueda se había escondido en una cueva hasta que a las 23:00 horas la abandonó y se fue a su domicilio.

Los agentes lo han detenido como presunto autor de un delito de desobediencia grave a los agentes de la autoridad en relación con las medidas establecidas en el Real Decreto de Estado de Alarma, y lo han puesto a disposición del juzgado de instrucción número 4 de Arona.