Desalojan un bar cerrado con 40 personas en su interior en Tenerife

AdminsitradoresFincasSC

La Policía Local de Santa Cruz de Tenerife ha intervenido en un bar que funcionaba a puerta cerrada en el que había más de cuarenta personas consumiendo y compartiendo pipas de agua, sin mantenerse las normas sanitarias y en el que había un niño de cinco años durmiendo.

La intervención, desarrollada por agentes de la Unidad Operativa, apoyados por integrantes de la Unidad de Intervención Policial (Unipol), se produjo en la madrugada del sábado al domingo, sobre las 01.30 horas, y ante la negativa de la encargada a abrir la puerta, fue necesario solicitar el apoyo de Bomberos de Tenerife, ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

"Tras abrir la puerta el servicio de bomberos y debido a la actitud hostil del público allí reunido, entraron al recinto los miembros de la Unipol y de la Unidad Operativa", relata el Ayuntamiento.

Se comprobó que el bar estaba funcionando plenamente e incluso que había clientes compartiendo shishas (pipas de agua), muchos sin mascarilla y sin respetar la distancia preventiva de seguridad.

Los agentes comunicaron a la titular del negocio los incumplimientos detectados en cuanto al aforo, horario de cierre y riesgos para la salud pública e identificaron a los clientes que mostraron una actitud más hostil y se negaban a asumir las normas preventivas.

 

Actas policiales por incumplimientos

En total se levantaron diez actas por este tipo de comportamientos y también se verificó el consumo de sustancias estupefacientes en el interior del bar.

A continuación, se ordenó el desalojo del local y se descubrió que los dos empleados del mismo estaban trabajando allí sin contrato y sin estar dados de alta ante la Seguridad Social.

También se encontró a un niño de cinco años, hijo de la encargada, durmiendo sobre unos sillones.

Sobre esta cuestión se elaborará un informe para la Fiscalía de Menores para que adopte las medidas necesarias en este caso.

Además, se trasladará un informe detallado sobre la responsabilidad de la titular que será remitido a las autoridades competentes para que procedan a su sanción, incluyendo la obstrucción a la acción policial.

La Policía estaba realizando un seguimiento de las actividades del bar desde hace quince días, por requerimiento ciudadano.

hospiten1350oct2020

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

ÚLTIMAS NOTICIAS

Banner-Campaña-1300x200