Tres historias famosas del mundo deportivo

En el mundo del deporte siempre han abundado las personalidades fascinantes debido a que, para convertirse en atleta profesional, es necesario pensar de manera diferente a los demás. A causa del elevado éxito que experimentan estos grandes deportistas, algunas de sus historias pueden resultar incluso un poco extravagantes.

A pesar de que los deportistas de máximo rendimiento suelen dedicar todo su tiempo de ocio a seguir mejorando sus habilidades de juego, en raras ocasiones salen también al mundo real, donde acaban haciendo algo de proporciones épicas. Por este motivo, a lo largo de este artículo destacaremos algunas de las anécdotas más famosas y fascinantes del mundo deportivo.

Los lanzadores de los Yankees que intercambiaron sus vidas

Una historia que aún hoy hace sonreír a todo aquel que la conoce es la de Mike Kekich y Fritz Peterson, quienes intercambiaron sus vidas entre ellos. Los dos lanzadores de los Yankees, que eran muy buenos amigos, tomaron esta decisión de forma espontánea tras acudir a una barbacoa en los años 70. 

Cuando iban a dirigirse a una cafetería, ambos lanzadores decidieron acercar en coche a la esposa del contrario en lugar de a la suya. Pronto se dieron cuenta de lo divertida que era esta situación y decidieron repetirla más a menudo.

Poco tiempo después, Kekich y Peterson comenzaron a enamorarse de la mujer del contrario. Los cuatro decidieron entonces que lo mejor para todos era "intercambiar" por completo sus vidas, lo que les pareció la opción más sencilla. No mucho después, Kekich se mudó a la casa de Peterson y este último hizo, a su vez, lo mismo. Todos continúan siendo buenos amigos.

Tiger Woods apuesta contra Michael Jordan

Tanto a Tiger Woods como a Michael Jordan se les conoce ampliamente por sus logros deportivos, pero también por su pasión por el mundo de las apuestas. Aunque ya se sabía que Michael Jordan llevaba un tiempo metido en el mundo del juego, Tiger Woods incrementó su actividad al comenzar a salir con más frecuencia con Jordan y Charles Barkley.   

Se sabe que los tres son buenos amigos, pero también colegas de juego. A pesar de que Jordan y Barkley ya dejaron de apostar, Woods ha seguido adelante con esta actividad. De hecho, es famoso por apostar con regularidad en juegos como el 'blackjack', que puedes encontrar en cualquier casino como el Starvegas. Su casino favorito es el de 'The Mansion' (La Mansión), ubicado en el hotel MGM Grand en Las Vegas.

Las actividades de Tiger Woods en el juego  también tienen, en ocasiones, una causa más noble y que va más allá del mero entretenimiento. En 2013 organizó un evento benéfico de póquer en el Mandalay Casino en Las Vegas. Gracias a su reputación, un gran número de famosos hicieron presencia en el mismo, entre ellos Mark Cuban, Phil Ivey, Daniel Negreanu, Kid Rock y Doyle Brunson, entre otros muchos.

Buster Douglas derrota a Mike Tyson

En 1990, Mike Tyson era considerado el mejor boxeador del momento y una fuerza imparable en el ring. En aquel tiempo nadie creía que fuese posible derrotar a Tyson en un combate uno-contra-uno. Tyson siguió acumulando victorias y siendo un boxeador invicto hasta su combate contra Buster Douglas. Casi nadie pensaba que Douglas tuviera posibilidades de ganar porque carecía de disciplina de trabajo, por lo que Tyson lo debía eliminar fácilmente. Para sorpresa de todos, Douglas centró todo su esfuerzo a prepararse para este encuentro y derrotar a Tyson. Aunque Buster Douglas casi perdió el combate en el octavo asalto, hizo posible lo imposible en el décimo, noqueando a Mike Tyson. Aún no se sabe si la razón de que Tyson perdiera fue que subestimó a Douglas, pero una cosa es segura: su combate fue legendario.  

Conclusión

Estas tres historias arrojan un poco de luz sobre los diferentes estilos de vida que adoptan los grandes deportistas y sobre sus aficiones, causas nobles o sus logros convertidos en ejemplos a seguir. Cuando se trata de deportistas profesionales podríamos estar narrando un sinfín de historias fascinantes durante días, por lo que hemos decidido centrarnos solo en estas tres anécdotas, nuestras favoritas.