El derbi canario más vivo que nunca, ahora en Segunda

El derbi canario se había estado disputando últimamente solo en la Copa de Canarias, la cual se ha estado jugando desde hace ocho años y ha repartido cuatro triunfos por equipo. La última vez que se enfrentaron el UD Las Palmas y el CD Tenerife antes de esta temporada fue en el temporada 2014-2015 en Segunda División, y el CD Tenerife ganó la partida con un triunfo en la primera vuelta y un empate en la segunda. Tuvieron que pasar tres años para que estos clubes coincidieran en la división de plata del fútbol español y la expectativa era alta para el primer duelo.  
Para no variar el partido fue memorable por donde se le vea, tuvo un golazo (el de Las Palmas anotado por Sergio Araujo) y una jugada polémica que significó el empate para el Tenerife gracias a un go de penalti que no debió subir al marcador. Además, ambos clubes tuvieron varias cocasiones clara para liquidar el partido y ambos perdonaron, cosas del fútbol. Esto solamente presagia un segundo partido más intenso todavía, y todo parece indicar que la próxima temporada tendremos otro par de derbis canarios más, dado que ninguno pinta para ascender a La Liga este año ni para descender a Segunda B.
Un derbi diferente
El clásico canario es bastante peculiar ¿en qué otra parte del mundo se disputa un derbi entre equipos que tienen como sede islas vecinas? Eso se lo lleva el lector de tarea, pero lo que sí sabemos es que es un partido muy intenso, y que la afición visitante siempre causa movilización de una isla a otra, la total locura. Esto parece demasiado para una ciudad de las dimensiones de Santa Cruz de Tenerife, que apenas supera los 200.000 mil habitantes y que acogerá el duelo de vuelta, pero la pasión del fútbol no está delimitada por las matemáticas.
Para aquellos valientes quienes se animan a hacer el viaje para presenciar el derbi, tienen que pasar de una isla a otra en avión o en ferry, un trayecto que se cubre en menos de tres horas por el mar. Y es que el fútbol en Canarias es algo serio, es la tierra de Pedro Rodríguez, Juan Carlos Valerón y David Silva. Este último sigue jugando a gran nivel y está en plena pelea por ganar Premier League y torneo europeo; en ambos tiene grandes posibilidades, pero las cuotas de Champions League en William Hill tienen como favoritos a los “sky blues” sobre el Schalke 04, para beneplácito del fútbol de las islas.
Pero los logros individuales de los hijos de Canarias no pueden opacar la intensidad del derbi y sus detalles que lo hacen tan particular. Por ejemplo está la existencia del grupo de apoyo del Tenerife llamado Armada Sur. No es novedad que los clubes tengan grupos de fans, pero lo raro del caso es que el del Tenerife está formado en su mayoría por ciudadanos ingleses y no todos viven en Canarias. Esto causa sorpresa en todos estadios a las que viaja la Armada Sur, normalmente se les confunde con turistas británicos.
La rivalidad entre Las Palmas y Tenerife va más allá de la cancha, ambos dicen tener el mejor carnaval, y también la mejor cerveza. El derbi canario bien pudiera ser llamado derbi del Atlántico, están lejos de la Península y eso le da su propio sabor al partido. Por lo pronto no nos queda más que esperar el partido de la segunda vuelta y disfrutar de la función.