El Cabildo de Tenerife no renuncia al Circuito del Motor

El Cabildo recuerda que dentro de las obligaciones del concesionario estaba la financiación de estas obras que se materializaría mediante la aportación de fondos privados a través de este contrato de concesión por un importe de 23,6 millones de euros.

El Cabildo de Tenerife ha afirmado que la ejecución del circuito del motor, previsto en el municipio de Granadilla, es un objetivo irrenunciable por lo que se están valorando las alternativas técnicas y jurídicas para retomar las obras.

En un comunicado, el Cabildo señala que este análisis por parte de los técnicos insulares se produce una vez reconocidas las dificultades de la empresa concesionaria, las dificultades económicas que le impiden continuar con este proyecto.

El Cabildo recuerda que dentro de las obligaciones del concesionario estaba la financiación de estas obras que se materializaría mediante la aportación de fondos privados a través de este contrato de concesión por un importe de 23,6 millones de euros.
No obstante, la inversión total prevista por el citando concesionario estaba cifrada en 38,8 millones.

Ralentización
Afirman que "desde que esta Corporación comenzó a detectar la ralentización de las obras, han sido numerosas las gestiones y requerimientos realizados a la empresa hasta que, el pasado mes de marzo, Onda Rossa informa formalmente de las dificultades financieras que atravesaba la empresa y que estaban intentando solucionar". 

Añaden que esta situación ha derivado en la paralización de las obras el pasado mes de junio.

El Cabildo asegura que buscará una solución con un cronograma de actuaciones para recuperar, en la medida de lo posible, el tiempo perdido.