Declaración de intenciones de Etxeberria

Cuatro entrenamientos le han bastado a Joseba Etxeberria para hacer una declaración de intenciones de lo que pretende que sea su Tenerife: “No voy a estar encorsetado con un sistema, pero el 4-2-3-1 nos puede ir muy bien. No quiero variar demasiado, aunque más que el dibujo táctico lo que quiero es que los jugadores tengan claro lo que queremos y saber jugar con y sin balón”.

El técnico del Tenerife apuesta por un 4-2-3-1 con presión alta, juego abierto en ataque, centros al área y tiros desde lejos

 
“Ser sólidos y competitivos” son las premisas del nuevo técnico del Tenerife. “Hemos recibido treinta goles y eso es excesivo, por lo que hay que ser intensos y tapar líneas de pase. Queremos presionar arriba, pues nos viene bien y creo que los jugadores están capacitados. Además, eso nos va a permitir atacar más y mejor, abriendo el juego por las bandas, con centros al área y tirando desde lejos”, resumió. 

Etxeberria considera que “el Tenerife tiene muchos argumentos ofensivos y potencial para superar esta racha”. Además, estima “muy importante el control del centro del campo. Los mediocampistas van a tener una relevancia especial en el equipo, porque el conjunto que domina esa zona, domina el partido. Y queremos que, a partir de ahí, la tendencia sea hacia la portería rival”. 

“Lo más positivo de la semana ha sido la actitud de los jugadores desde el primer día”, agregó el nuevo entrenador blanquiazul, quien, ha tenido una fuente de información añadida. Así, desveló que ya había hablado con su antecesor en el cargo: “Con Martí hablé mucho y se lo agradezco. Me dio información muy válida. Ayuda saber su opinión después de todo el tiempo que estuvo con estos jugadores”.  

Etxeberría recalcó que da prioridad al trabajo diario: “El nivel de los entrenamientos es muy alto y eso me da confianza, pues creo mucho en los entrenos y en que la exigencia diaria nos hará mejores”. Y también analizó el aspecto mental: “Los jugadores deben ganar confianza para que se atrevan a hacer cosas”, por lo que “necesitan el aliento de la grada, siempre que ellos transmitan antes para crear ese efecto rebote”. 

 “Los jugadores quieren estar más arriba, pero esto no puede ser una mochila o una carga, sino que tienen que verlo como una exigencia para dar cada uno su mejor versión”, explicó el técnico vasco, quien también anunció que “será habitual entrenar los sábados por la tarde si hay partido el domingo. Me gusta entrenar en la víspera para habituarse al día siguiente. Es una dinámica que seguiremos”. 

Finalmente, de cara al partido ante el Córdoba en Domingo de Carnaval, Etxeberria dijo que “no voy a ejercer de policía. Los jugadores son profesionales y no va a haber problema. Nosotros no estamos pensando en el Carnaval, sino en otra cosa”. “El sábado tendremos sesión de vídeo en el Heliodoro, entrenaremos, cenaremos todos juntos y cada uno se ira a descansar a su casa”, explicó.