Cruz Roja, desolada por el trato que se da a migrantes llegados a Canarias

Cruz Roja en Canarias, en voz del  presidente de la organización humanitaria en el archipiélago, Antonio Rico, ha mostrado la "desolación" que le ha suscitado las imágenes difundidas por Efe que muestran las condiciones en las que pernoctaron, hacinados y sin duchas, en una nave porturaria, 42 africanos durante sus 3 primeros días de cuarentena obligatoria. 

Así, Rico ha afirmado que "es desolador ver a personas sin los medios adecuados para un trato digno".

Estos 42 migrantes que aparecen en las imágenes durmiendo sobre colchonetas en el suelo de la nave portuaria donde fueron albergados, algunos de ellos solo a medio metro de distancia del vecino, llegaron el pasado 26 de mayo a Gran Canaria en dos cayucos ocupados por 87 personas, 15 de ellas menores de edad, entre las que se detectaron dos casos de la COVID-19.

Para el máximo responsable de Cruz Roja en Canarias, para afrontar como es debido la acogida de estas personas hay que "romper barreras y buscar recursos", ya que merecen recibir un trato digno "con cuarentena o sin ella".

Rico ha dicho desconocer si la descoordinación que persiste en Canarias a la hora de dar respuesta al fenómeno migratorio responde a "una falta de sensibilidad o a una falta de recursos", si bien ha subrayado que, en cualquier caso, "hay que buscar una solución urgente" y evitar que "haya personas fuera del sistema", como están las que no atiende en la actualidad esta organización humanitaria.

Antonio Rico ha asegurado que ante este fenómeno, que proseguirá y puede que incluso con más intensidad, Cruz Roja "trata de poner su granito de arena" y ha estimado que si todos los agentes implicados colaboraran "se podría conseguir una montaña".

"Tenemos que articular mecanismos y espacios suficientes dentro del sistema", ha recalcado Rico.