Crea tu podcast: Herramientas para Emprendedores

Tuvigú

Hoy en día las posibilidades para crear nuevas piezas de contenido pueden llegar a ser infinitas, pero sí es cierto que hay varias formas de crear publicaciones y vídeos que se repiten en los mayores casos de éxito de creadores de contenido.

Muchas de ellas se adaptan a la propia plataforma en la que se realiza, como los IGTV, los Reels de Instagram o las historias, los vídeos de Youtube, publicaciones en Facebook, etc.

En otras ocasiones, la mezcla adecuada de plataformas puede llegar a ser una forma muy potente de darnos a conocer y de conseguir tener contenido atractivo como resultado final para lanzar a nuestra audiencia.

En este capítulo, hablaremos de cómo ciertos formatos de contenido se pueden combinar perfectamente con otras plataformas para conseguir tener justamente el alcance que deseamos y transmitir lo que queremos. Estamos hablando del podcast.

El podcast, por definición, es una serie episódica de audio o vídeo que se puede descargar fácilmente por el usuario.

Grandes creadores de contenido utilizan este formato para llegar a su audiencia y lo hacen prácticamente como motor de sus publicaciones. A continuación te explicamos cuáles son las ventajas de ofrecer este formato a tu público:

En primer lugar, el podcast es un derivado directo de la radio, una nueva forma de ofrecer contenido de audio que puede ser muy interesante y, lo más importante de todo, te otorga autoridad de cara a tu audiencia.

Por otro lado, las posibilidades de moldear este formato a tus necesidades son casi infinitas, ya sea contenido de corta duración o de larga duración, combinación con vídeo para tener diferentes piezas de contenido, para subir a todo tipo de plataformas como Instagram, Youtube, Facebook, Spotify, etc.

Este despliegue y variedad en tu contenido, puede llegar a ser muy interesante y una gran facilidad para la gente que te quiere seguir día tras día, porque verán en tu trabajo la posibilidad de escucharlo o de verlo desde diferentes dispositivos, dependiendo de sus necesidades y de sus posibilidades en cada momento.

Como creadores de contenido nos tenemos que poner en la piel del usuario y, de hecho, no es complicado hacerlo, porque la mayor parte de nosotros también somos usuarios de Internet. A veces nos apetece ver un vídeo de YouTube, Facebook o Instagram al completo.

Otras veces lo que nos apetece es curiosear cuentas de Instagram y ver pequeñas piezas de contenido que no llegan al minuto y que pueden formar parte de una pieza de mayor duración.

Y en otros casos, estaremos en el coche en un largo trayecto y nos apetecerá poner nuestro podcast favorito y escucharlo durante una hora. O haciendo deporte en el gimnasio…

Esta diversidad bien ejecutada se puede llegar a traducir en un alcance fundamental para nuestros canales de contenido y puede llegar a tener un efecto muy positivo en nuestro negocio o actividad.

Así que, no lo dudes. Pon a trabajar tu imaginación y aprovecha las posibilidades de uno de los formatos de moda en la actualidad.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

CajaSiete Banner Noviembre