Cosas que han venido para quedarse

Tubigú

El carnaval en la actualidad está viviendo un panorama que va a ser de lo más incierto de cara al 2022, al igual que la realidad social que es cambiante por semana, con cambios continuos en las restricciones que nos imponen.

Una fiesta que no se sabe si estará presente en el 2022 de la manera más tradicional que conocemos o, por el contrario, deberá reinventarse como en el pasado mes de febrero. Todo ello dependerá de la vacunación de la población canaria, ya que la ‘normalidad’ tiene mucho que ver con la inmunidad de rebaño. Pero la realidad de las previsiones de esta vacunación es muy variable debido a los retrasos que se están teniendo. Según las últimas previsiones del presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, se espera que el 70% de la población canaria esté vacunada de aquí al mes de julio. Si estas previsiones se cumplen, estaremos viendo un poco de luz al final del túnel.

El año 2021, el carnaval vivió en el corazón de todos los carnavaleros gracias a una programación virtual, donde prácticamente lo que se pudo hacer es vivir de la historia o revivir la historia y encontrarnos nuestras raíces de una fiesta internacional. Con varios programas dedicados a las murgas adultas, comparsas, la cantera y “las voces del carnaval”, donde conjuntamente las rondallas y agrupaciones musicales compartieron protagonismo. Como culmen a este programa de actos virtuales, la Gala de las Guardianas del cetro.

Pero quizás el próximo 2022, se pueda realizar un programa de actos combinado entre programas como los que vimos en el pasado mes de febrero, con algunos pequeños actos o concursos del carnaval a los que estamos acostumbrados a vivir. Lo más seguro es que no se podrán hacer con la cantidad de público que acostumbramos o con unos grupos encima del escenario, manteniendo un nuevo orden (más distanciamiento, número de componentes, sin compartir micrófonos,…), pero serían los primeros pasos para volver a disfrutar de la fiesta de Don Carnal.

Si por el contrario estas previsiones de vacunación no se cumplen, estaremos ‘obligados’ a buscar fórmulas diferentes o novedosas y realizar un programa del carnaval muy parecido al de este 2021. La Gala de la Guardianas del cetro, ha dejado muy buenas sensaciones, sobre todo con la vuelta a la dirección artística de Enrique Camacho, tras la ausencia en el 2020, con un formato fresco donde no hay tanta actuación de grupo e individual, sino actuaciones en conjunto que quizás dio mucho más dinamismo a la gala. Otro aspecto que seguramente se quedará hacer el voto telefónico, además es uno de los anhelos del director artístico nuevo, que tras un intento anterior , siempre ha a helado este voto telefónico una como una manera de lograr la participación del público en la decisión del jurado. Las fantasías sin ruedas como experiencia ‘piloto’ gustó, pero tiene muchos detractores que desean volver a las enormes fantasías que estamos acostumbrados y que catalogan como las más grandes del mundo.

El carnaval en la calle con toda seguridad tendrá que esperar un año más hasta el 2023, ya que, a día de hoy es impensable poder reunir por las calles de nuestra ciudad a las miles de personas que estamos acostumbrados a ver, el concierto del pasado fin de semana en Barcelona en donde reunió a más de 5000 personas, abre un poco de esperanza a la vuelta de actos multitudinarios, pero se realizó con unas pruebas a la entrada de dicho concierto que en el caso de nuestra fiesta no se podrían realizar, pero ya nos queda menos para disfrutar de nuestro carnaval.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...