Control de temperatura para quien viaje a las islas en fase 1

Los controles de temperatura para detectar casos de fiebre entre las personas que viajan entre las islas que están en la fase 1 de desescalada se han comenzado a aplicar desde este lunes, después de que se iniciaran hace un mes a los viajeros procedentes de la península. Según ha informado el Gobierno canario en un comunicado, se trata de una propuesta conjunta de las consejerías de Obras Públicas, Transportes y Vivienda, y de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, regida por un decreto que se ha publicado este lunes en el Boletín Oficial de la comunidad autónoma.

Con esta medida se pretenden reforzar los controles de prevención para evitar la propagación de la COVID-19 ahora que ha comenzado la fase de desescalada, informa el Gobierno en un comunicado. Personal de Cruz Roja se encuentra desplegado en puertos y aeropuertos efectuando estas mediciones de temperatura al pasaje de las rutas de las islas de la fase 1, La Gomera, El Hierro y La Graciosa, además de La Palma. En el caso de las rutas entre islas, y a diferencia de los vuelos procedentes de la península, la toma de temperatura se efectúa justo antes de embarcar en el barco o avión correspondiente.

El actual proceso de desescalada del confinamiento aconseja extender este control de temperatura a todas las personas que se desplacen por vía aérea o marítima en el ámbito de la comunidad autónoma de Canarias con independencia de su procedencia y medio de transporte utilizado. El objetivo es aprovechar la protección natural que brinda el hecho insular, así como el diferente nivel de incidencia del contagio en las distintas islas, por lo que en los últimos días también se ha extendido a todas las personas que han mostrado su conformidad.

#ECONOMÍA| En las tres islas flota la misma incertidumbre: sus economías dependen en mayor o menor medida de un #turismo que aún tardará en volver#Desescalada #Coronavirushttps://t.co/Jfp55tZYyS

En el caso de los viajes interinsulares, se considera que lo más recomendable y prudente es tomar la temperatura en el lugar de salida, a efectos de evitar la movilidad de personas que pudieran haber contraído la COVID-19, si bien también se podrá hacer en el lugar de destino.

En caso de que se detecte alguna persona con fiebre u otro de los síntomas de COVID-19 se procederá de acuerdo con lo establecido por las autoridades sanitarias para ello y, previa identificación del pasajero, se comunicará a la autoridad sanitaria para que adopten las medidas oportunas, como la prohibición de embarcar.

Además, en los viajes aéreos procedentes de aeropuertos externos al ámbito territorial de Canarias se mantiene la toma de la temperatura en el puerto o aeropuerto de llegada antes del acceso a la zona de recogida de equipajes, observándose el resto de los requisitos y condiciones previstos en el apartado resolutivo 3 del citado Decreto 28/2020, de 18 de marzo.

Esta ampliación de los controles entre las islas se toma en base a la orden TMA/246/2020, que autoriza a la comunidad autónoma de Canarias a adoptar las medidas de control necesarias que puedan ser realizadas por las autoridades sanitarias del archipiélago.