Consolidación profesional... con cantera

Luis padilla nos recuerda, en el periódico digital Atlántico Hoy, la consolidación del CD Tenerife en Segunda División en el curso 71-72 y su racha de once victorias seguidas en el Heliodoro

El Tenerife 71-72 debería formar parte de la mejor historia blanquiazul en el fútbol profesional, aunque la hemeroteca nos recuerde que acabó noveno en la tabla de Segunda División. Eludió cualquier amenaza de descenso o promoción, que afectaba a los ocho últimos clasificados... pero no merece el calificativo de 'histórico'. El mérito está en que lo hizo tras encadenar once victorias seguidas en el Heliodoro, racha que elevó luego a trece victorias y un empate... y que lo hizo con once canarios en el equipo-base, diez de ellos tinerfeños: Del Castillo; Lesmes, Molina, Pepito; Esteban, Cabrera; Juanito, Jorge, José Juan, Mauro y Felipe. El portero Domingo, los defensas Quico y Oscar, el medio Roberto o los interiores Medina y Manolo, todos canteranos, también fueron protagonistas.

Por el camino, aquel Tenerife contrató a su primer oriundo, el uruguayo Daniel Bergara, amén de traer a su compatriota Héctor Núñez como entrenador. Además, el martes de Carnaval disputó un amistoso ante el Barcelona que aún se recuerda en la Isla: el Tenerife goleó (4-0) al grupo que dirigía Rinus Michels con una exhibición de Juanito... y el técnico holandés exigió el fichaje del extremo tinerfeño a cambio de cuatro millones de pesetas, un 'parche' en la eterna crisis económica blanquiazul. Además, llegado el verano, el presidente José González Carrillo institucionalizó 1922 como año de fundación del Tenerife... y organizó las 'bodas de oro' con un triangular que trajo al Heliodoro al Honved de Budapest y el Peñarol de Montevideo, dos de los mejores clubes del mundo. 

Los inicios no fueron buenos. Con el equipo que había logrado el ascenso el curso anterior y el fichaje del veterano José Juan tras cinco años en Las Palmas, el Tenerife acusó el salto de categoría: logró dos puntos en las cinco primeras jornadas pese a incorporar a un veloz extremo de 17 años que llegó de La Orotava y se llamaba Felipe Martín... y que haría carrera como líbero en Las Palmas. Un triunfo (2-0) en la Isla ante el Cádiz del portero 'Superpaco' y el central Migueli dio aire al técnico García-Verdugo, pero no evitó que fuera cesado tras una derrota en Elche el día de Año Nuevo de 1972... con el equipo en zona de descenso y cuando la AFE aún no había prohibido que se jugara en Navidad. Tras un breve paréntesis con Olimpio Romero, todo cambió al llegar Héctor Núñez. 

Image

Formación del Tenerife en el curso 71-72

 Incorporados ya el oriundo Bergara y el extremo Laguna (Atlético Madrid), el Tenerife encadenó once triunfos en el Heliodoro, incluyendo dos goleadas por 3-0 al Xerez –con una pedrada al lagunero Ravelo, entonces interior del equipo andaluz, que el jugador no quiso denunciar– y la Cultural Leonesa. Suficiente para que el Tenerife se pusiera noveno con seis puntos de margen sobre el descenso y a diez del ascenso, distancias que invitaron a González Carrillo a acceder a la petición del Barça de traspasar de inmediato a Juanito, que al domingo siguiente de marca ante la Cultural en el Heliodoro fue titular en el triunfo del Barça (0-1) en San Mamés. Y aunque el Tenerife acusó su marcha, cerró la permanencia tras vencer (1-0) al Elche en el Heliodoro con una jugada peculiar que daría muchos triunfos en la época. 

Todo nacía de los saques de banda de Pepito, la 'catapulta humana', capaz de poner el balón en el segundo palo para que rematara un delantero, en este caso Medina. Cerrada la salvación, el Tenerife se dio el lujo de celebrar sus 'bodas de oro' con un torneo de máximo nivel que se llevó el Honved, mientras González Carrillo dejaba la presidencia en manos de Domingo Pisaca. Lo hizo con un equipo plagado de jóvenes canteranos que competía con muchísima dignidad en Segunda División. Vista con perspectiva, fue una temporada histórica.