Confirmado un caso de coronavirus en Palma

Uno de los pacientes británicos ingresados en el hospital Universitario Son Espases de Palma de Mallorca por sospechas de estar infectados por coronavirus ha dado positivo, según ha confirmado el Centro Nacional de Microbiología.

Los otros tres pacientes, de una misma familia británica, han dado negativo tras las pruebas realizadas en el centro, donde los integrantes de una familia -los padres y dos niñas- se encuentran aislados y bajo observación.

El segundo positivo en España en coronavirus -el primero se trata de un turista alemán ingresado en la isla canaria de La Gomera- se trata del padre de familia, según ha indicado la Consellería de Salud del gobierno balear, que apunta además que la mujer y las dos menores están asintomáticas.

El hospital activó el protocolo por posible coronavirus la noche del pasado viernes por la fiebre y los síntomas de gripe común que presentaba el progenitor, según explicó este sábado el centro sanitario, que remitió ayer las pruebas al Centro Nacional de Microbiología en Madrid.

Entonces ingresaron en el centro los cuatro integrantes de la familia, los padres y dos niñas de 7 y 10 años, que viven en Mallorca y, según explicó el propio paciente, el padre -solo él- estuvo en contacto del 25 al 29 de enero pasado en Francia con una persona que había dado positivo por coronavirus.

Posteriormente el hombre presentó la pasada semana un cuadro respiratorio leve con fiebre que le duró menos de un día.

Él mismo fue por su propio pie al hospital de Palma sin entrar en contacto con nadie más y seguidamente la familia fue trasladada al centro por el servicio de Emergencias del 061.

En el momento del ingreso, los padres y la niña de 7 años estaban asintomáticos y bien de salud, mientras que la de 10 años tenía fiebre, aunque a causa de una gripe B común.

Dado que los resultados han sido positivos, la Consellería de Salud iniciará lo que se denomina un "estudio de contacto" para conocer con quiénes se han relacionado las personas enfermas y avisarles para que estén alerta por si presentaran algún síntoma.