Cómo se ha adaptado el sector de los cruceros al COVID-19

Seguro que más de uno tenía planificado a principios de año unas vacaciones de verano particulares, como es disfrutar de un viaje en crucero. Sin embargo, como ocurrió a todos los niveles, el sector se vio paralizado en seco con motivo de la pandemia del coronavirus, tal como vimos de primera mano con los cruceros atracados en el puerto de Santa Cruz de Tenerife.

Con la próxima apertura del turismo, paso a paso, la web Vayacruceros.com ha querido ampliar y unificar la información que actualmente circula sobre la cancelación de operaciones por parte de las navieras, qué opciones están dando a los pasajeros afectados por estas y las nuevas políticas para reservar y viajar tranquilos en el futuro.

Pullmantur

Suspendida su operativa hasta el 3 de julio.

Para los clientes con reserva que se ven afectados por la suspensión ofrecen un bono por el importe pagado para utilizarlo en una nueva reserva con salida hasta el 31 de diciembre de 2021.

Ncl (Norwegian Cruise Line)

Suspendida su operativa hasta el 31 de julio.

Para los clientes con reserva que se ven afectados ofrecen la devolución del importe pagado o un bono para un futuro crucero con un importe incremental sobre lo que han pagado hasta el momento.

Costa Cruceros

Suspendida su operativa hasta el 30 de junio.

Para los clientes con reserva que se ven afectados por la suspensión ofrecen un bono por el importe pagado para utilizarlo en una nueva reserva con salida hasta el 31 de diciembre de 2021, más un crédito para gastar a bordo del futuro crucero.

MSC Cruceros

Suspendida su operativa hasta el 10 de julio.

Para los clientes con reserva que se ven afectados por la suspensión ofrecen un bono por el importe pagado para utilizarlo en una nueva reserva con salida hasta el 31 de diciembre de 2021, más un crédito para gastar a bordo del futuro crucero.

Royal Caribbean

Suspendida su operativa hasta el 31 de julio.

Para los clientes con reserva que se ven afectados ofrecen la devolución del importe pagado o un bono para un futuro crucero con un importe incremental sobre lo que han pagado hasta el momento.

Asimismo, señala en un comunicado la empresa turística, todas las navieras han creado políticas que permiten que los pasajeros afectados modifiquen la fecha de su reserva actual si aún no quieren viajar, o políticas que permiten realizar una nueva reserva con flexibilidad por si más adelante el viajero cambia de opinión y decide cambiar la fecha.

La mayoría de las navieras permite pagar solo un pequeño depósito y no desembolsar nada más hasta unos días antes de la salida, además de cancelar o cambiar la reserva hasta 48 horas antes de la fecha de salida. Además, informan que están trabajando constantemente para poder ofrecer una experiencia de navegación segura, cumpliendo estrictamente los protocolos que se les exigen y esperando poder retomar su actividad en cuanto les sea posible. Para los clientes más indecisos ofrecen la flexibilización de sus condiciones de reserva permitiendo posponer las fechas del viaje a los pasajeros que así lo soliciten.