¿Cómo ha influido en la formación la irrupción de la Covid-19?

Tuvigú

El confinamiento ha convertido a la formación online en la inversión más rentable en tiempos de coronavirus. Solo hay que pensar que la pandemia mantuvo confinados en
casa no solo a millones de trabajadores, sino a la práctica totalidad de los estudiantes de 188 países de todo el mundo, según datos de la UNESCO. Todo ello justo a mitad de
curso. Pero, ¿cómo evitar perder el año escolar?

La formación online ha mostrado su cada vez mayor utilidad, eficacia y calidad. Asimismo, según los últimos estudios, la educación a distancia ha crecido un 900% en el mundo
desde el año 2000. Pese al avance imparable de esta modalidad año a año, no cabe duda de que la irrupción del Covid-19  supuso un antes y un después para esta opción formativa que ya estaba consolidada entre los ciudadanos.

¿Cómo ha influido en la formación la irrupción del Covid-19?

Con la crisis sanitaria fueron muchos los que optaron por ampliar su formación aprovechando el tiempo libre o por adquirir conocimientos que mejorasen sus posibilidades laborales tras el estado de alarma. Ambas opciones se vieron potenciadas gracias al ingente incremento de plataformas formativas en la red y al riesgo que el coronavirus implica de cara a la formación presencial.

En el mundo virtual, los propios buscadores también reflejan esta tendencia, con importantes aumentos de búsquedas de los términos ‘cursos online’, ‘formación online’,
‘aprender desde casa’…, opciones todas ellas con cientos de miles de resultados.

Este aspecto resulta clave pues puede generar desigualdad de oportunidades si los recursos técnicos no están garantizados para que tanto el alumnado como el profesorado
puedan llevarlos a cabo. Además, pese a que los jóvenes manejan este entorno con facilidad, los expertos han percibido que el alumnado utilizan internet para relacionarse con amigos y familiares con gran éxito, pero estudiar online requiere un planteamiento diferente que implica un esfuerzo añadido. ¿La clave? Planificarse objetivos diarios y cumplirlos.

La realidad es que la educación online hoy representa para millones de personas en el mundo la posibilidad de estudiar programas de gran calidad de una forma más accesible,
por medio de todas las ofertas académicas online disponibles: cursos, masters, posgrados, doctorados y todo tipo de programas formativos diseñados para ser impartidos
a distancia.

Dejando de lado los aspectos educativos, la formación online aporta numerosos beneficios a nuestro bienestar, pues ayuda a mantenernos activos mentalmente, aumentar nuestros conocimientos o entretenernos, entre muchos otros.

El duende del fuego