comienza el 2021

Comienza el 2021 literario

Comienza el 2021 y con él llegan nuevas noticias, proyectos y sueños, algunos por cumplir y otros cumplidos ya. En este último grupo podría hablar hoy de dos nuevas publicaciones, dos libros que han visto la luz en las últimas semanas y que cierran el círculo de un sueño de dos autores canarios, la escritora Balbina Rivero y el periodista Miguel Ángel Reyes.

Ambos han publicado dichos libros con Editorial Cursiva Books y dentro de las colecciones de Acte Canarias. El de Balbina Rivero es un poemario dedicado a su hermana, “Alegato del alma”, publicado en la Colección Tigaiga, que dirige Isabel Expósito, un libro más para la lista de publicaciones de esta prolífica escritora que ya cuenta en su haber con innumerables publicaciones; el de Miguel Ángel Reyes ha sido incluido en la Colección Teide, dirigida por Felicidad Batista y se titula “El contrario tiene algo en común”. Un libro de relatos cortos y el primero del autor con lo que conlleva de ilusionante iniciar un proceso de publicaciones de su trabajo literario.

Balbina Rivero abrirá el año 2021 de Acte Canarias presentando su poemario, de forma virtual  y a través de Facebook, el viernes 22 de enero. Por su parte Miguel Ángel lo hará, de igual forma, el 12 de febrero. Estarán acompañados por vídeos de compañeros y amigos que nos dejarán pinceladas de ambas obras y serán presentados por la presidenta de Acte Canarias Felicidad Batista. En el caso de Balbina también la acompañará la directora de esa colección, Isabel Expósito.

Resulta enriquecedor poder acompañar en la culminación de los sueños a los compañeros que se animan a publicar, aún en tiempos difíciles. Su tesón y su coraje son ejemplo a seguir por aquellos que, ante los escollos que nos pone la vida, se rinden dejando que las aguas turbulentas de una sociedad desasosegada, los arrastre sin luchar por lo que aman y sueñan.

Desde mi Mundo de letras vayan por delante mis mejores deseos de éxitos y momentos felices al hilo del nacimiento de sus trabajos literarios.

Larga vida a “Alegatos del alma” y a “El contrario tiene algo en común” y a sus autores.