Viaje a Italia en La Séptima con el pretexto culinario de la trufa negra

El restaurante La Séptima, en el Corte Inglés de Tres de Mayo, en Santa Cruz de Tenerife continúa hasta este sábado 3 de febrero con su espectacular menú a base de trufa negra, con el que pretende hacer un recorrido y homenaje a la mejor gastronomía italiana.

La Tuber melanosporum, también conocida como “trufa negra preciosa”, es muy apreciada en la gastronomía por su aroma; madura entre noviembre y marzo, es de color negro, con tonos que van del marrón al violáceo y al rojizo, con vetas blanquecinas. El tamaño puede variar desde pocos centímetros de diámetro a las dimensiones de una naranja.   

El equipo de cocina de La Séptima ha creado un display de elaboraciones con un producto excepcional como es la trufa negra, que pretende hacer un divertido recorrido por la gastronomía italiana, tocando grandes clásicos como el carpaccio, los gnocchis o la tagliata. Platos que además podrán ser maridados con las mejores marcas puestas a disposición por la gran distribuidora El gusto por el vino. 
Image

En total, doce son los platos entre los que se podrá elegir, al gusto, de este variado menú: platos de cuchara, pastas, carnes y pescados... e incluso el apartado dulce. Todos sucumben al aroma de este extraordinario hongo, a un precio más que asequible, entre 10 y 25 euros cada uno.

Como entrantes se encuentran el carpaccio de rubia gallega, cítricos y trufa negra; la flor de huevo trufado con tres texturas de alcachofas; el revuelto suave de foie gras; la endivia gratinada con crujiente de ibérico y trufa negra o el tartare de atún y aguacate.  

Todo el aroma del Mediterráneo en el plato de cuchara, la crema de boletus con arena de oliva kalamata y trufa; mientras que la pasta es pura fiesta de invierno: gnocchi gratinado con salsa de queso y nueces o los tagliolini con “funghi”, rubia gallega y trufa negra en costra. 

Y como plato ‘signature’ de este menú, y haciendo honor a la trayectoria de La Séptima sobre la cocina transalpina, en el menú no podía faltar una elaboración verdaderamente memorable como es la pizza con ternera asada, alcachofas confitadas, ragú de setas, queso de montaña y trufa negra.  

Y gracias al tratamiento que desde hace aproximadamente un año está haciendo La Séptima de los mejores cortes de carne, este menú de exaltación a la trufa se despacha con una tagliata de lomo alto, acompañada de rúcula y parmesano. En el apartado de pescados, que mejor que una delicada lubina, tocada con crema de albariño, sorprendida por el gusto terroso de la melanosporum. 

Para el postre se ha escogido un clásico, siempre brillante, como es el semifreddo, ese semihelado de chocolate blanco, delicioso e irresistible acompañado con arena de pistacho, coulis de fruto rojos y trufa.